Decide Madrid

La renuncia al uso de herbicidas y productos fitosanitarios contribuye a que se potencie la biodiversidad y a que proliferen las conocidas como "malas hierbas" (o hierbas adventicias), lo cual puede ocasionar que el aspecto de algunas zonas sea más asilvestrado (quizá para algunas personas podría parecer más descuidado). ¿Qué opina sobre que la conservación y el mantenimiento sean más respetuosos con el medioambiente, aunque haya más vegetación espontánea en nuestros espacios verdes?

Otras respuestas (49)


Necesitas iniciar sesión o registrarte para comentar.
  • Pol2

    No todo es blanco o negro. Los herbicidas y fitosanitarios no sólo sirven para que los parques queden más bonitos, también se utilizan para control de plagas. Y dejar de usarlos encarecería el coste de mantenimiento de nuestros parques. ¿Es más prioritario gastar recursos en esto que en otras cuestiones? Pues depende de cuál sea su impacto real.

    Lo que dice la evidencia científica es que el glifosfato (el herbicida más extendido en todo el mundo) es menos tóxico que sustancias de amplio uso (y consumo humano) como el café y el paracetamol. Y además, es biodegradable.

    Me preocupa que nuestro Ayuntamiento haga propuestas con un alto impacto en la ciudad dando escasa información, sin basarse para elo en evidencias científicas. Estas decisiones no deben basarse en el corazón. Os recomiendo consultar este enlace para obtener información completa al respecto: https://www.xataka.com/ecologia-y-naturaleza/glifosato-verdades-y-mentiras-del-herbicida-mas-vendido-del-mundo

    Sin respuestas
  • Madrileñodeadopcion

    No creo que pueda renunciarse completamente al uso de productos fitosanitarios, pero como dicen otros por aqui con muy bien criterio, que sean pocos y bien elegidos. Hay alternativas ecologicas para proteger las plantas de parasitos o evitar que enfermen.
    Y en cuanto al aspecto descuidado, eso tiene mas que ver con un buen mantenimiento, que con los productos utilizados. Si hay que contratar jardineros (o aumentar la jornada a los actuales), hagamoslo.

    Sin respuestas
  • LORENZOCAS

    Una zona verde, es un espacio donde existe vida que se manifiesta en múltiples especies vegetales y animales y a eso llamamos BIODIVERSIDAD. En el distrito de Puente de Vallecas en el parque lineal de Palomeras, hay varias colinas en las que había cesped y alguien de los servicios de jardinería contratados, rocío con herbicidas. El resultado es que desde hace tres años no crece ninguna planta, ni siquiera en primavera. Por definición esas zonas dejan de ser zonas verdes y se convierten en zonas pardas o achicharradas. Para combatir el crecimiento de hierbas hay un remedio: CREAR PUESTOS DE TRABAJO de segadores que actúen desde mediados de Mayo para retirar toda esa biomasa. Otros puestos de trabajo para reciclar esas biomasa y producir energía. En parques grandes como el Forestal de Entrevías, es imprescindible realizar la eliminzación de hierbas pues ponen en peligro la existencia del bosque de pinos y la solución es arar la tierra para que pueda recoger agua.

    Sin respuestas
  • MANOLO LATINA

    El seguir usando biocidas químicos es como matar moscas a cañonazos, es la causa de la gran mortandad de insectos polinizadores, de los que depende nuestra alimentación, por lo que es mejor sustituirlos por ecológicos; y las llamadas malas hierbas no suelen serlo, muchas son refugio y sustento de nuestra biodiversidad, además de otras propiedades, pienso que muchas zonas verdes pueden mejorar con un aspecto más forestal y asilvestrado con especies autóctonas, que no tienen cabida en la jardinería convencional.

    Sin respuestas
  • antonio.sabido

    De acuerdo en el no uso de plaguicidas. Hay que incrementar la presencia de especies de matorral autóctona que no precise mucho agua (romero, espliego, tomillo, retama, adelfas, etc...) y dejar de plantar grandes extensiones de césped que requiere mucho agua. Debe mantenerse un plan de poda y limpieza que permita que las plantas y arbolado evolucionen favorablemente y eliminar la acumulación de pastos y ramas secas que supongan riesgos de incendios o de acumulación de porquería.

    Sin respuestas
  • CEspinar

    Teniendo en cuenta que la prioridad debería ser la salud y la conservación de la biodiversidad, el aspecto estético de las zonas verdes no solo pasa a un segundo plano, sino que podría irse modificando desde sus actuales patrones encorsetados hacia otros más abiertos y creativos. No todo lo que se dice "mala hierba" lo es, ni toda la "mala hierba" conocida es perjudicial para la conservación de las zonas verdes. Se trataría, en todo caso, de abordar un nueva forma de realizar el mantenimiento, implicando en ello, no solo a los actuales equipos profesionales, sino a la ciudadanía en general.

    Sin respuestas