Decide Madrid

¿Consideras necesaria la modificación de regulación actual de la publicidad exterior contenida en la Ordenanza? En caso afirmativo explica brevemente los motivos.

Otras respuestas (31)


Necesitas iniciar sesión o registrarte para comentar.
  • Sergio Fernández Balaguer

    Sí, lo considero necesario. La ciudad es un anuncio permanente. La calidad del paisaje urbano está en peligro por el exceso de publicidad de todo tipo y en todos los rincones, y no todo debería valer. Por ejemplo, el propio Ayuntamiento ha permitido que se instalen muchos nuevos paneles con pantallas en calles y plazas, algo que está totalmente fuera de sentido (a malas, por lo menos podrían limitarse los contenidos a temas culturales, de sensibilización ciudadana y educativos). Otro ejemplo, las pantallas de LED deberían estar claramente reguladas. Que en Japón funcionen (con edificios sin ningún valor histórico) no quiere decir que aquí funcione igual, y corremos el riesgo de destrozar el paisaje urbano, además de generar molestias a vecinos y transeúntes por su luminosidad. Personalmente no me gusta que la ciudad sea un anuncio permanente, mires donde mires se publicita algo.

    Sin respuestas
  • Xaverius

    Es necesario, también, frenar el uso de lonas publicitarias que cubren las fachadas de los edificios. En muchos casos la comunidad de vecinos hace alguna pequeña reparación en la fachada para tener durante meses la publicidad puesta y lucrarse. En el caso del centro y de fachadas protegidas debería ser obligatorio que, en caso de deber cubrirse con una lona, ésta representara, con un dibujo o una foto, el edificio que se esconde detrás. El patrimonio madrileño no puede quedar oculto tras la publicidad.

    Sin respuestas
  • Xaverius

    Considero absolutamente necesario modificar la ordenanza de publicidad exterior, con el fin de regularla, moderarla y restringirla. En los últimos años, Madrid se ha convertido en un puro anuncio: los comercios cubren las calles con su publicidad, las empresas toman las plazas con un sinfín de eventos publicitarios y, amparadas por la falta de regulación, las tiendas compiten por poner, dirigida a la calle, la pantalla más brillante, más grande y más chillona. Este exceso publicitario altera profundamente el paisaje urbano, aumenta el estrés y la fatiga cognitiva del viandante, degrada la imagen de la ciudad, acosa al ciudadano, el vecino y el visitante. La calle es de todos, no es patrimonio de las empresas que pueden permitirse apropiarse de ellas para utilizarlas las 24h como folleto publicitario.

    Sin respuestas
  • Zoidus

    Cualquier cartel, escaparate, que no guarde un mínimo respeto al paisaje urbano debe ser modificado. No a los escaparates con envases de gel, refresco, galletas ni a aquellos carteles que invaden la fachada de un edificio. Creo que una comisión independiente de paisajistas debe emitir informes que sirvan para sancionar todas aquellas prácticas que ensucian visualmente la ciudad: carteles sucios o en mal estado, invadiendo la fachada, escaparates que se comen media fachada de un edificio y dos palmos de acera, pantallas led iluminadas a todas horas, emitiendo gran cantidad de contaminación lumínica, botes de producto apilados en el escaparate, adornado con mil pegatinas y suciedad, las pegatinas de cierres metálicos y canalizaciones (otra práctica que se debe sancionar), carteles atados con bridas a la parte trasera de las señales de tráfico...

    Sin respuestas
  • Avatar collective

    Es necesaria su modificación. La razón es que la actual es poco clara, de complicado cumplimiento y control por parte de la administración y no cumple su función. Aunque "moleste" a algunos, y como defiende la normativa europea, todas las actividades económicas tienen que mostrar quiénes son, lo que ofrecen y por cuánto si es necesario. Se debe permitir el uso de técnicas y diseños novedosos que respeten el medioambiente y a los vecinos. La regulación va dirigida a los técnicos y empresas del sector que deben aplicar estas directivas, actuando como facilitadores de su puesta en práctica fijando criterios realistas que impidan lo que ocurre hoy día. Una vez autorizado un elemento publicitario determinado, nadie sigue controlando, y por tan limitante y que no cumple la función que se requiere, el empresario lo reemplaza por otro que si puede afectar al entorno.

    Sin respuestas
  • Ziss

    Podría mejorarse regulando la apariencia exterior de los locales y se deberia eliminar la pequeña publicidad que nos invade como: - la que se puede ver en los toldos, letreros, mesas y terrazas exteriores de los bares anunciando principalmente cerveza. - la publicidad de pequeños negocioso de particulares en las farolas, marquesinas, portales, bancos etc, mediante pegatinas o papeles anunciando servicios de fontanería, cerrajeros, tapiceros, clases particulares etc. ( debería, para esta publicad de barrio, establecerse lugares en supermercados, mercados, bibliotecas para dejar esta publicidad de forma ordenada sin dañar la imagen del barrio). - Se debería eliminar la publicidad en los coches y el reparto de publicidad en mano. - Se debería limitar, si no eliminar, la publicidad en las paredes ciegas de los edificios. Se debería establecer un verdadero control sobre esta publicidad en el exterior que genera suciedad, persiguiendo y aumentando las sanciones

    Sin respuestas
  • Francisco Pujol Clapés

    Debe limitarse el flujo al hemisferio superior de las pantallas digitales, su horario de funcionamiento y el nivel lúmínico sobretodo en horario nocturno para impedir que invadan las casas de los madrileños con luces indeseadas de múltiples colores. Todo esto ya está incluido y tipificado en la ordenanza de 2009, aunque no se hable de pantallas digitales. la pena es que ya hay instaladas miles de pantallas de todos los tamaños. ¿Va ser posible que se modifiquen estas pantallas en las que el ayto ha hecho la vista gorda hasta la fecha, permitiendo que incumplieran la ordenanza de 2009 ??

    Sin respuestas