Decide Madrid

Volver

Ascensor para bicicletas en la Cuesta de San Vicente

Samir Awad Núñez Samir Awad Núñez  •  28/02/2016  •  Centro  • 

Código proyecto de gasto: 2185

La propuesta "Ascensor para bicicletas en la Cuesta de San Vicente" consiste en replicar el cyclocable de la ciudad noruega de Trondheim (https://www.youtube.com/watch?v=ec_ujdz-mn0) en la Cuesta de San Vicente.

Añado unas notas técnicas sobre el proyecto:

- Habrá que ver y coordinar la propuesta con lo que salga del futuro proyecto de reforma de la Plaza de España.

- El tráfico en la Cuesta de San Vicente es intenso y muy rápido. La diferencia de velocidad coche-bici es determinante para que muchos se suban/nos subamos a la acera para subir la cuesta.

- Una ayuda mecánica para subir resolvería parcialmente el problema: bajaría a todos a la calzada pero la diferencia de velocidad seguiría siendo evidente. Para paliarlo, haría falta dotar de una reserva de espacio que exigiría o bien suprimir un carril de subida o bien estrechar todos los carriles de la sección. Yo iría por la segunda opción para calmar la velocidad tanto de subida como de bajada.

- Quizá sea un modelo replicable para otras cuestas desde el río, pero ésta me parece la más representativa como modelo para que después se piense en otras.

Documentos (0)


Necesitas iniciar sesión o registrarte para comentar.
  • RobertoGP
    RobertoGP  • 06/04/2016 11:21:33

    Gran propuesta, Samir. Muy necesaria, pues es el mayor escollo de todos los que venimos desde el otro lado del Río. Es prácticamente imposible subir la Cuesta de San Vicente por la calzada, debido a la diferencia de velocidad. La acera es ancha y nos permite subir por ella, pero todos sabemos que no es la manera en que deberíamos hacerlo. Por otra parte las otras opciones posibles son la Calle Segovia (mismo problema de diferencia de velocidad, pero esta vez sin la facilidad que ofrece la acera ancha) y la Cuesta de la Vega (de tráfico mucho más calmado, hasta ahora es la que más utilizamos los que no queremos abusar de la acera de San Vicente, pero es evidente que una pendiente de ese calibre echa para atrás a muchos en el uso de la bici y, a los que lo hacemos, nos deja bien sudados para empezar la jornada de trabajo).

No hay hitos definidos