Decide Madrid

Volver

Salas de Grabación Audiovisual para Ciudadanos

Jon Subinas Garralda Jon Subinas Garralda  •  31/03/2016  •  Toda la ciudad  • 

Código proyecto de gasto: 5265

Introducción:

Tres salas para grabar vídeo y audio hasta siete personas, una de ellas polivalente con público. Para que cualquier vecina o vecino pueda grabar sus proyectos, como: presentaciones, arte, entrevistas, debates, radioforums o videoforums grabados. Con puestos de edición y documentación y un espacio informal de encuentro.

 

 

Objetivos y Justificación:

 

Vivimos en una sociedad de comunicación de masas y que avanza hacia cada vez más digitalización. La capacidad individual y colectiva para producir vídeo y audio es fundamental actualmente para contar con una sociedad capaz y plena. El objetivo es potenciar la práctica audiovisual entre la ciudadanía en general facilitando el acceso a producir individual y colectivamente material audiovisual.

 

Tanto para capacitar audiovisualmente, como para comprender y participar de la cultura audiovisual en la que vivimos. Una cultura audiovisual integral para los ciudadanos redundará en una potenciación de la capacidad de los ciudadanos para la promoción, creación o relación, en ámbitos como la economía, la educación o la cultura. Mejorando también la posición y visibilización de Madrid en su conjunto en el resto del mundo.

 

 

Descripción:

 

Reformar y habilitar en una biblioteca o centro cultural, accesible a todo Madrid:

  • dos salas de entorno a 5 x 5 metros cuadrados o más grande, con 7 puestos sentados con mesa.
  • y una tercera más grande, polivalente, con 7 puestos con mesa y también espacio para incluir público hasta 30 personas en la misma sala en sillas silenciosas que se puedan retirar, y que permita proyectar o reproducir audiovisual y realizar radioforums o videoforums, además de otros usos.

Con una iluminación y decoración agradable, que permita algunos cambios o añadidos que traigan los usuarios para cada grabación, como la colocación de carteles o modificaciones en la iluminación. Habrá 7 micros y 4 cámaras ya colocados, etiquetados con números, y también 2 micros y cámaras móviles y también numerados. Todos conectados a una mesa de mezclas o a entradas de grabación digital, y al menos un ordenador de control y otro ordenador con conexión a internet para videoconferencias, manejo en vivo de redes sociales y uso general. Las cámaras fijas, preferiblemente ancladas al techo o a paredes, se podrán reorientar. También habrá entradas libres para añadir dos micros y dos cámaras adicionales. También se podrá reproducir audio o vídeo a los usuarios durante la grabación.

 

El sistema tendrá que ser lo suficientemente sencillo como para ser operado por no profesionales tras una sesión de aprendizaje. Usando software libre siempre que cubra las necesidades y sea suficientemente fácil su uso. E instalando software libre útil para la grabación y manejo audiovisual. Como indicación a contemplar: http://gnuetertics.org/ .

Tras una sesión de grabación, los usuarios podrán disponer de todo el material grabado. Idealmente accesible desde dentro y desde fuera de las salas.

 

Habrá conexión a internet por wifi específico para cada sala con suficiente ancho de banda para que los usuarios hagan streaming y reciban dos teleconferencias a la vez. Tanto para los equipos provistos como para equipos de los usuarios.

Las sesiones de reservas idealmente son de entre una hora y media a dos horas y media, durante todo el horario habitual de una biblioteca o centro cultural.

 

También habrá cerca de estas salas al menos 4 puestos informáticos y otros 4 espacios para llevar equipo propio para:

  • editar vídeo, audio e imagen.
  • volcar o tomar contenido en/de un registro documental audiovisual voluntario que contaría con un servidor local. Que en el futuro podría considerarse ser parte de una red mayor u ofrecerse online.
  • acceder online a registros audiovisuales públicos ya existentes de registros de material televisivo o radiofónico emitido con licencia pública, si ese acceso remoto fuese posible. En el futuro se puede considerar la posibilidad de hacer copias locales de esos registros.
  • con cámara, micro y cascos para grabaciones indiviudales.

 

Estos puestos pueden ser usados para otros fines, pero el uso audiovisual tendrá preferencia. Contarán siempre con una opción de edición de vídeo, imágen y audio mediante software libre.

 

También habrá un área no muy lejana para:

  • encontrarse informal o formalmente con otra gente entorno a estos fines.

 

Este área de encuentro y eventos puede ser un pequeño espacio informal en un pasillo ancho con lugar para beber y charlar hasta 8 personas en lugares fijos y otras 12 en sillas plegables, o un espacio ya existente que permita este fin, como una cafetería del centro cultural.

 

Información y visibilización:

 

Habrá también varios tablones donde los usuarios puedan exponer informaciones variadas actualizadas entorno a sus proyectos audiovisuales. Y habrá un libro de visitas de las grabaciones realizadas.

También un listado online con información de las grabaciones realizadas a lo largo del tiempo, obligatoriamente un párrafo explicando el objetivo de la grabación y opcionalmente con el nombre y contacto de los organizadores, con la opción de aportar enlaces al proyecto o a resultados, o con referencias a los materiales que se hayan querido dejar en el registro audiovisual local. Tomando esta información durante el proceso de reserva de cada sala. Así como un blog donde los usuarios puedan subir información sobre sus grabaciones y proyectos, recibiendo comentarios de cualquier navegante. También se puede contar con una lista de contactos voluntarios que expliquen qué ofrecen o buscan, especialmente interesante es aquella gente que se ofrece a ser contactada para ayudar técnicamente en otros proyectos.

Y también habrá un chat en vivo online al que usuarios, curiosos y técnicos o gestores se pueden conectar.

 

Estos estudios audiovisuales ciudadanos idealmente deben tener presencia hacia los viandantes de la calle y ser identificables. Bien porque lo que ocurre dentro de las salas o los lugares de reunión y eventos se puede ver directamente desde la calle, e idealmente se encuentran en la planta calle; o mediante pequeñas o grandes pantallas instaladas en la calle, donde se pueda ver lo que ocurre dentro. Habrá también señalización y marquetería específica para estos estudios audiovisuales ciudadanos visible desde de calle.

 

Sugerencias sobre la gestión

 

Reuniones mensuales voluntarias y abiertas de usuarios y opcionalmente gestores para detectar cambios interesantes y evaluar la gestión y el uso adecuado de las instalaciones. Repasando las notas sobre incidencias e informes de calidad de cada reserva de sala. Y las notas de sugerencias online de usuarios y no usuarios. Así como para fomentar el contacto entre diferentes proyectos y personas.

 

La formación en una única sesión sobre el manejo de los equipos será fundamental. Y se podrá hacer en cooperación con otras instituciones audiovisuales, o formando a personal local que en determinados horarios o días de la semana puede estar disponible para los usuarios nuevos.

 

El espacio también puede ser regularmente utilizado para dar formación específica sobre herramientas de edición, o grabación, tanto técnica como artística. Así como vincularse a formación que ocurra en otros lugares.

 

La formación y la vinculación con otros espacios es esencial para el buen uso de estos espacios audiovisuales ciudadanos.

 

Títulos posibles

Salas de grabación, Sala de grabación ciudadana.

¡Graba tú!

Estudios Ciudadanos Audiovisuales de Madrid

Estudios Audiovisuales Públicos de Madrid

Salas de Grabación Audiovisual para Ciudadanos de Madrid

 


Necesitas iniciar sesión o registrarte para comentar.
No hay hitos definidos