Decide Madrid

Volver

Proyecto de nueva Ordenanza reguladora del Servicio de Ayuda a Domicilio para personas mayores y personas con discapacidad y de los Servicios de Centros de Día, Residencias y Apartamentos para personas mayores

En qué consiste

El Ayuntamiento de Madrid tiene aprobada desde el año 2009 la Ordenanza Reguladora del Acceso a los Servicios de Ayuda a Domicilio para Mayores y/o Personas con Discapacidad.

En estos años de aplicación se ha ido constatando la existencia de situaciones no contempladas en la misma, de dificultades de acomodo entre horas y prestaciones reconocidas a una misma persona que comenzó siendo beneficiaria de un servicio de Atención Social Primaria, y finaliza siéndolo mediante el reconocimiento de un determinado grado de dependencia, así como de una excesiva dilación en el tiempo de la tramitación de las solicitudes.

Por ello y tras un exhaustivo análisis por un grupo de trabajo constituido en el Área de Gobierno de Equidad, Derechos Sociales y Empelo se ha concluido con la conveniencia y oportunidad de aprobar una nueva Ordenanza con el objeto de contemplar en la misma todas aquellas situaciones no comprendidas en la norma de 2009, así como de reconocer la labor de verdadera intervención social a las/os Trabadoras/es Sociales; y de incorporar la regulación contenida en la LPAC, en especial la consulta de datos mediante las denominadas plataformas de intermediación de datos.

El proyecto de nueva Ordenanza tiene los siguientes objetivos:

  • Reconocer la verdadera labor de intervención social a las/os Trabajadoras/es Sociales, encargadas/os del diseño de la intervención social con las personas destinatarias de la norma.

  • Se trata de orientar la norma hacia la consecución de una mayor preponderancia del criterio técnico de estos profesionales, de modo que sea ese el que determine, en determinadas circunstancias, la necesidad de una u otra intervención social, apoyándose, para ello, en instrumentos eminentemente técnicos, como puede ser el Baremo Social de Necesidad (BSN), que permitirán identificar las necesidades de atención de las personas solicitantes.

  • Contemplar situaciones de necesidad social grave no advertidas en la Ordenanza anterior, tales como dependencias transitorias consecuencia de enfermedades graves o accidentes, y dependencias por enfermedades en fase terminal.

  • Regular ex novo un procedimiento simplificado de concesión del Servicio de Ayuda a Domicilio para el reconocimiento de manera inmediata del mismo, sin perjuicio de la iniciación, tras ello, del oportuno procedimiento ordinario, dando así respuesta a situaciones de gran vulnerabilidad y necesidad social, que a través del procedimiento ordinario quedaban sin atender, o comenzaban a atenderse mucho después de producirse, dejando a estas personas temporalmente en situación de desamparo.

  • Regular aspectos que no lo están en la Ordenanza de 2009, tales como ciertas obligaciones que competen a las personas beneficiarias de los servicios, así como las causas de baja de los mismos.

  • Adaptar la Ordenanza a los preceptos de la LPAC, lo que reducirá la carga burocrática tanto para el Ayuntamiento de Madrid, como para los solicitantes de los servicios, y redundará en un acortamiento en los plazos del procedimiento de tramitación de las solicitudes.