Decide Madrid

Volver

Licencias urbanísticas, declaraciones responsables y comunicaciones previas

En qué consiste

El Ayuntamiento de Madrid somete a consulta pública la conveniencia de modificar la regulación del procedimiento para la autorización de obras y la apertura de locales comerciales o empresariales.

En la actualidad se aplica normativa diferente según se trate de autorizar obras en viviendas o en locales comerciales y empresariales, por poner dos ejemplos. El procedimiento habitual comienza con la presentación de la solicitud de una licencia, que requiere para su aprobación esperar el tiempo necesario para que el Ayuntamiento compruebe que la solicitud presentada cumple con los requisitos establecidos por la normativa vigente; sin embargo, en el caso de las actividades económicas se puede o bien presentar una declaración responsable de que se cumple con esos requisitos e iniciar inmediatamente la obra o actividad, o bien presentar una comunicación previa al inicio de la obra y realizarla a continuación.

Por otra parte, la normativa actual prevé la colaboración con el Ayuntamiento de las entidades colaboradoras urbanísticas (ECU), que son entidades privadas acreditadas, a las que se puede acudir para solicitar una licencia o presentar una declaración responsable a fin de iniciar una actividad económica. Se plantea si conviene mantener el sistema de colaboración con las ECU en los actuales términos o, por el contrario, si lo mejor es ampliar su ámbito de actuación a fin de que las ECUs puedan intervenir también en los procedimientos relativos a las obras que realicen los particulares en sus viviendas o establecer otro tipo de modificaciones.

La regulación de los actuales procedimientos de concesión de licencias urbanísticas para la realización de obras y la apertura de locales comerciales o empresariales presentan inconvenientes como la dispersión normativa y procedimental, la diversidad de criterios para casos similares, la numerosa documentación que es necesario aportar, la discriminación en las funciones que pueden realizar las ECU, y la escasa utilización de las tecnologías. La nueva ordenanza puede servir para mejorar la situación.