Decide Madrid

Remodelación calle 30 y laterales

Nacho_ Nacho_  •  19/01/2017  •  Fuencarral-El Pardo  • 

Código proyecto de gasto: 104

La M-30, denominada calle 30 a su paso por el distrito de Fuencarral-El pardo, divide los barrios de Peñagrande, Barrio del Pilar y La Paz, dificultando la movilidad de viandantes y ciclistas por la zona; sus laterales durante estos aproximadamente dos kilómetros de recorrido están completamente descuidados, y ningún órgano municipal se ha preocupado nunca por darle uso alguno a las largas esplanadas de arena que las forman. A su vez, el parque de la Vaguada, parte que podría ser considerada casi intrínseca de estos laterales, está también sucio, cuenta con muchos problemas para la movilidad de personas mayores (con varias escaleras que no cuentan con rampas en condiciones) y el Teatro de Madrid, cerrado hace ya varios años y que forma parte de la plaza, le da una sensación de aún más abandono a la zona.

Una remodelación de la calle 30, que podría contar con soterramientos parciales de la calle 30, nuevas zonas verdes, carriles bici separados de la carretera, estaciones BiciMad, fuentes o zonas especializadas en ocio y deporte, daría una renovada imagen a estos barrios, mejorando su movilidad, su compromiso con el medio ambiente, y permitiendo a los negocios de la zona, entre los que se encuentran el propio CC La Vaguada, ser más atractivos al público. El ruido de los coches podría ser aplacado por dichos soterramientos parciales, que servirían para ir avanzando la más que necesaria remodelación futura del nudo norte, ya que, en dicha más que probable remodelación, la zona tratada en este proyecto quedaría de nuevo apartada y sin mejoras.

Ubicación: Calle 30, laterales calle 30, desde la altura del hospital Ramón y Cajal hasta la calle Isla de Tabarca


Necesitas iniciar sesión o registrarte para comentar.
  • José_Gómez

    Necesita un estudio serio donde todas las barreras arquitectónicas se reduzcan o eliminen si es posible. Los laterales llenos de arena, excrementos de perros y otras lindeces están infrautilizados. El proyecto inicial de la avenida de la Ilustración ha quedado reducido al mínimo. Aún guardo el original, donde el coche no era el protagonista: espacios abiertos, verdes, que invitaban al paseo (hoy día parece un desfile de personas por las aceras, sin más). La bici tiene que estar presente en esos espacios y puede construirse un carril bici que comunique con el anillo para hacer más seguro el paso de ciclistas. No veríamos las caras de desaprobación de los conductores ni estaríamos tragando el negruzo humo diesel de sus tubos de escape, que cada vez hacen más irrespirable el humo del barrio. Desaparecieron zonas de paseo y de parque donde ahora hay viviendas en zonas que se expropiaron (seguramente con otro fin distinto del que hoy vemos) imposibles de recuperar. Puede hacerse algo más.

No hay hitos definidos