Decide Madrid

Volver

Apertura de solares municipales como zonas de juego libre

alnank alnank  •  25/02/2018  •  Toda la ciudad  • 

Vista general de Almendro 3
Vista general de Almendro 3

Código proyecto de gasto: 11738

El juego es un elemento fundamental en la vida de las personas. Diversos estudios vienen demostrando que es imprescindible para el correcto desarrollo psicológico, motriz y social de los niños y niñas, así como de todas las personas a lo largo de su vida. Sin embargo, en las dos últimas décadas hemos visto un descenso del juego libre en nuestras ciudades, que ha sido sustituido progresivamente por juegos controlados, en espacio cerrados y videojuegos.

Pocos niños juegan hoy en día por la calle; las ciudades se han convertido en espacios hostiles y peligrosos para el juego, donde además la sensación de riesgo permanente se ha disparado. Así, la infancia ha sido recluida en zonas de juego estandarizadas y repetitivas, y a los adultos les es negado completamente el derecho al juego.

No es, por tanto, nada sorprendente el creciente deseo y demanda social que detectamos en nuestra ciudad, de repensar los espacios y tiempos de juego en la ciudad, asumiendo la necesidad de aceptar algunos riesgos para el desarrollo de la autonomía personal de las niñas y niños.

Cada vez más estudios demuestran que los niños y niñas necesitan entornos de juego que les permitan jugar más libremente, de modo que puedan desarrollar sus propias capacidades motrices y creativas. Parece que los "columpios" de catálogo que se instalan actualmente no son los más idóneos para un juego que permita un desarrollo pleno de las personas.

El espacio de juego libre Almendro 3 lleva abierto desde octubre de 2015 en el distrito Centro, barrio de La Latina. Desde su apertura, se ha convertido en el espacio favorito de los niños y niñas del barrio, además de un refugio efectivo contra la turistización excesiva que sufre la zona. Ha supuesto una forma de convertir toda la calle Almendro en un espacio protegido para la infancia: sabemos que aquellas calles donde los niños pueden jugar libremente, son calles que son buenas para toda la población. La calle está limpia y viva, es un lugar de encuentro y charla, de construcción de vecindad y de cuidado...

Proponemos replicar su modelo en todos los barrios de Madrid que lo soliciten. Hay solares municipales en desuso por toda la ciudad, cada uno con distintas características: cada uno de ellos propondrá una forma de jugar distinta, y se adaptará a las distintas formas de vida de cada barrio: donde haya un terraplén, se jugará a deslizarse, donde haya malas yerbas, la primavera tendrá flores, en otros habrá lugares para esconderse, miradores, montañas y tesoros. Cada cual será distinto; habrá quien quiera ir a jugar en todos ellos, pero en principio se conciben como equipamientos de escala barrio.

Estos espacios de juego libre no tienen mayor coste de mantenimiento que las zonas de juego actuales (al contrario, son mucho más baratas), permiten una relación más orgánica con la naturaleza, una interacción entre generaciones (y entre niños de distintas edas) más fluida y, sobre todo, infinitas posibilidades de juego que se renueven cada día. Con una mínima intervención (un contrato menor de obras), los solares se pueden convertir en una zona de juego libre limpia y segura. Se pueden añadir objetos de juego, aunque habitualmente con los restos naturales es suficiente para jugar a miles d ecosas. Podemos volver a jugar en descampados y solares, en el siglo XXI, sin ningún riesgo y todos los beneficios. Estas zonas no tienen por qué ser permanentes. Pueden cerrarse cuando se empiece a construir un edificio en el solar donde están, ya que puede haber nuevas zonas en nuevos solares fácilmente.

Los espacios de juego libre existen en todas las grandes ciudades europeas desde hace décadas: Londres y Berlín cuentan con algunos muy famosos, como son Kölle 37 y Kilbrun gran. En ciudades como Copenhague y Zürich han llegado a convertirse en política pública, entendiendo que son imprescindibles para la educación y la infancia. En los Estados Unidos hay tantas zonas de juego libre y zonas de juego de aventuras, que hay una asociación muy potente: https://www.facebook.com/USadventureplaygrounds/ Barcelona acaba de anunciar un plan para rediseñar las zonas de juego a partir de la mirada de los niños... Los niños y niñas prefieren jugar en zonas libres que en zonas de columpios. https://www.elperiodico.com/es/barcelona/20180219/colau-quiere-que-barcelona-sea-la-ciudad-de-los-ninos-6633887

 

 

Ubicación: Hay solares municipales en desuso por toda la ciudad, cualquiera de ellos se puede convertir en zona de juego libre :)

Propuesto en nombre de: los Almendrucos y Almendrucas de Almendro 3

Documentos (3)

Informe de coste

El importe de 120.000 euros contempla la adecuación como proyecto piloto de tres solares, estimando un importe de 40.000 euros por cada solar. El proyecto se supedita a la localización de tres solares que cumplan con las condiciones urbanísticas y técnicas, que hagan viable la ejecución del proyecto presentado.


Necesitas iniciar sesión o registrarte para comentar.
  • eldelacajita
    eldelacajita  • 30/06/2018 00:51:40

    Este proyecto me parece maravilloso. En un entorno tan rígido y regulado como la ciudad es una necesidad tener espacios de libertad, donde incluso puedan intervenir los niños (montarse una cabaña, hacer un hoyo, mover piedras...). El mundo no es intocable, y jugando se aprende a tocarlo con cuidado, a imaginar, a crear.

    Sin respuestas
  • mrodgarcia
    mrodgarcia  • 29/06/2018 13:10:00

    Me parece genial! En el barrio de Almendrales hay un espacio ideal para habilitar un espacio como Almendro 3. Ya está vallado, así que necesitaría poca inversión más que un arenero. Sería, además, un lugar de encuentro entre la infancia de urbanizaciones y la del final de Usera, que sólo está separada físicamente por la avenida de Córdoba, pero parecen mundos ajenos. Bravo por la propuesta!

    Sin respuestas
No hay hitos definidos