Decide Madrid

Volver

Reforma de la Plaza de Santa Ana. Recuperar espacio público.

Oximoron Oximoron  •  30/01/2018  •  Centro  • 

PlazaSantaAna-1968.jpg
PlazaSantaAna-1968.jpg

Código proyecto de gasto: 9278

La plaza de Santa Ana, antaño solaz de ancianos para descansar en un banco a la sombra de grandes árboles, o donde los niños jugaban al fútbol con los árboles de postes es, desde hace años, un coto de intereses privados donde la desproporcionada cantidad de bares adyacentes se reparten trozos de la plaza para apropiarse de un espacio que es de todos.  Los juegos infantiles se reducen a dos minúsculos parquecitos, para niños de un tramo de edad solamente, mientras al lado las terrazas están al acecho para llenarlo todo de sillas, mesas, sombrillas, lo que haga falta para marcar SU territorio, que antes era de todos.

    Hace falta menos cemento y más arena o césped, más árboles grandes y muchas menos sombrillas, más suelo utilizable por la gente y mucho menos suelo arrebatado para que otros se forren a costa de quitárnoslo.  Me gustaría una plaza donde haya bancos de madera, niños jugando con el balón, fuentes de agua, y erradicar de una vez todo ese mobiliario privado que nos impide pasear y disfrutar.  Incluso podría albergar una pequeña cancha de deportes donde ahora el espacio está usurpado por las terrazas.

  Se puede hacer, a pesar de los privilegios que concedieron a los hosteleros del entorno.  Basta con empezar a hacer obras en la plaza por interés público, levantar todo el suelo, obligar a las terrazas a plegarse y recuperar lo que hemos perdido, pero que es NUESTRO.

  Miro con envidia fotos de la Plaza Santa Ana, de los años 60 y me da una pena enorme compararla con lo que hay ahora.  Más parece un centro comercial privado al aire libre que una plaza. 

Recuperémosla.     (Foto arriba del año 1968)


Necesitas iniciar sesión o registrarte para comentar.
  • La Flor de Chamberi

    Es necesario la eliminación del espacio destinado a terrazas de bares que, además generan ruidos y molestias hasta la madrugada. El espacio es de todos los ciudadanos no exclusivamente de los hosteleros y sus beneficios económicos. La foto de 1968 sería un buen arranque.

    Y cuidado con el mobiliario y la iluminación, es de rigor que sea tradicional.

    Sin respuestas
  • menchu13

    Es evidente el abuso del espacio público por parte de las terrazas en la ciudad, pero en El Centro pasa a ser agresiva y disuasoria para el ciudadano de a pie.
    Al exagerado número de licencias se suma la impunidad de los hosteleros que no tienen límite a la hora de expandirse porque consideran que la calle les pertenece.Los hay, y yo conozco casos concretos, que van agregando mesas y sillas a demanda sin importarles el perjuicio que causan a los negocios colindantes que no tienen relación con hostelería, y si les llamas la atención, se burlan y te insultan. La impotencia es máxima.
    Mi opinión es que debería hacerse una nueva ordenanza que fuera mucho más exigente a la hora de conceder permisos,redujera considerablemente la superficie a ocupar, fijará de forma taxativa el número de mesas y sillas que la terraza puede contener y, se marcara y limitará visiblemente el espacio que puede ocupar, así como los elementos que pueden contener y aplicar sanciones si no se cumplen.

    Sin respuestas
  • Pedro Jorge

    Pues yo prefiero una terraza agradable para tomarme una caña tranquilamente que bancos que se llenen de mochileros bebiendo latas de cerveza.
    Más árboles grandes me parece bien. Y no hay que olvidar que las terrazas pagan muchos impuestos, que a mi la última subida del IBI me ha dolido. Son intereses privados pagando un canon municipal que nos repercute a todos... y si están bajos (que no lo sé), que lo suban y así seguramente reducirán la superficie (o nos pagarán más a todos).

      • Oximoron
        Oximoron  •  Autor  •  14/06/2018 14:55:53

        La caña te la puedes tomar en el bar, no necesariamente en una terraza que ocupa espacio público. Por otra parte, hay terrazas que permiten a sus clientes apropiárse incluso de los bancos públicos para sus clientes, con un descaro total.

        Respecto a lo de que las terrazas "pagan muchos impuestos", es más una propaganda de las asociaciones de bares que algo real. Lo que pagan es una tasa a precio de saldo, comparado con lo que cuesta el alquiler del m2 en esas zonas. Y lo que se recauda por el ayuntamiento en concepto de esas tasas no da para cubrir los gastos de la suciedad, ruido y las molestias medioambientales que generan.

        Hay que reconocer que los "terraceros" son muy hábiles para hacer publicidad de lo "necesarias" que son sus terrazas.

        Sin respuestas
No hay hitos definidos