Decide Madrid

Volver

RECREÁNDONOS

Claudia R-H Claudia R-H  •  05/01/2019  •  Chamartín  • 

Código proyecto de gasto: 16647

Propuesta: proyecto de transformación de patios escolares para fomentar la coeducación, igualdad, la diversidad, la cooperación, la accesibilidad, la sostenibilidad ambiental, el encuentro y el aprendizaje a través del juego, abierto a todos los Colegios Públicos de Educación Infantil y Primaria (CEIPs) de Chamartín que decidan sumarse a la iniciativa.

Justificación; Los patios de nuestras escuelas son en la actualidad extensiones de cemento con pistas de fútbol o baloncesto, sin espacios para la naturaleza, el juego libre y creativo o para la experimentación y el aprendizaje, ya que no han sido considerados como parte integrante del proyecto pedagógico de los centros educativos. Son un espacio público donde los niños y niñas pasan centenares de horas al año y que, además, constituye uno de sus primeros espacios de socialización, en el que aprenden a relacionarse con otras personas, a convivir y a compartir espacio con gente diversa. Cómo sea este espacio, cómo se distribuye  y cuáles son sus materiales determina, en gran parte,  cómo serán las relaciones humanas y la convivencia.

Objetivos:

  1. Potenciar los patios escolares como lugar de encuentro y aprendizaje, poniendo en el centro la igualdad, la diversidad, la cooperación, la sostenibilidad ambiental, la accesibilidad y la imaginación como valores fundamentales.
  2. Diversificar los usos posibles de los patios, creando zonas de jardín que incidan en el valor de la sostenibilidad ambiental; zonas y elementos de juegos de motricidad; zonas de descanso que faciliten la lectura y la conversación; elementos que estimulen la imaginación: en definitiva, rincones que atiendan y reflejen la diversidad de intereses y necesidades de quienes lo disfrutan.
  3. Diseñar el espacio pensando en la importancia de configurar escenarios y ambientes armónicos, amables y ricos en posibilidades que se ajusten a las necesidades, ritmos y tiempos de la infancia.
  4. Fomentar un uso igualitario de los espacios comunes, creando un espacio abierto, accesible y diverso que permita la inclusión.

Etapas:

  1. Identificar los CEIP que se quieren sumar al proyecto de transformación de patios escolares
  2. Identificar las carencias y necesidades de los patios de los centros para ser atendidas y transformadas, así como los puntos fuertes y las potencialidades.
  3. Implicar a docentes, familias, niños y niñas, y otros trabajadores de los centros, en rediseñar los patios escolares a partir de las necesidades y potencialidades identificadas y teniendo en cuenta los principios de igualdad, integración, sostenibilidad ambiental, cooperación, encuentro, accesibilidad y aprendizaje a través del juego.
  4. Llevar a cabo la transformación de los patios escolares

Entender que el patio escolar es un recurso más del colegio para aumentar la motivación de las niñas y niños por aprender, explorar, investigar y descubrir, es fundamental. Nuestros colegios públicos deberían ser ejemplo del mundo que queremos. Sin embargo, su imagen no se corresponde con la calidad educativa de sus aulas, ya que carecen de espacio, tienen poca vegetación, con una ausencia casi total de elementos de juego, salvo las canchas de fútbol y baloncesto que ocupan casi todo el espacio y condicionan, de entrada, el uso y los usuarios que protagonizan el disfrute de los mismos, en detrimento de los demás, ya que  tiene una marcada jerarquía en la pista central. Esto condiciona el uso del espacio donde predominan los mayores, varones y el fútbol como actividad casi exclusiva. Todos los demás usos del patio se realizan en el entorno. y generan desigualdad incluso en la adherencia al deporte desde la infancia. Y así, resultan espacios poco motivadores que, sin embargo,  con algunas pequeñas actuaciones podrían mejorar sustancialmente y contribuir a valorar las diferencias y a evitar, no solo la discriminación en función del sexo y género, sino también de la edad, origen, clase social, diversidad funcional, etc.

Por ello, en la misma línea de algunas de las iniciativas que han surgido en los últimos años (1), proponemos un programa de transformación colaborativa de patios escolares abierto a todos los Colegios públicos de Educación Infantil y Primaria de Chamartín que quieran sumarse a la iniciativa, con el fin de conseguir el valor pedagógico del patio de la escuela, como lugar imprescindible para aprender a relacionarse, a compartir y a moverse a través del juego y la coeducación.

Teniendo en cuenta la importancia del juego en cada una de las etapas educativas, habría que repensar los patios escolares como espacios de aprendizaje. Creemos necesario emplear parte de ese espacio en zonas ajardinadas que incidan en el valor de la sostenibilidad ambiental; zonas y elementos de juegos de motricidad, zonas de descanso y concentración que favorezcan la lectura y la conversación; en definitiva, rincones que atiendan y reflejen la diversidad de intereses y necesidades del alumnado. Si se tiene en cuenta la diversidad se fomenta un uso igualitario de los espacios comunes. Los “patios coeducativos” son proyectos que buscan, más allá de una mejora física del patio como espacio de juego y encuentro, transformar las relaciones de género que se perpetúan en nuestra sociedad y que se reflejan desde la infancia.  Actualmente el condicionante de género favorece un juego asociado al mundo masculino, y dificulta la adherencia al deporte a quienes están excluidos de estas prácticas, perpetuando además un importante problema de salud pública como es la obesidad en la infancia e inmovilismo. Buscamos un espacio desestructurado que permita la inclusión e influya en la transformación simbólica y afectiva de la relación del alumnado con su patio y sus iguales.

Algunas de las ideas tomadas de otras iniciativas y que se podrían llevar a cabo en esta propuesta y cada centro adaptaría según sus necesidades son:

  • Que la naturaleza esté presente: plantación de árboles, acondicionamiento de los jardines, huertos...
  • Mejora de los espacios de juego infantil, dotándolos de mobiliario de juego actualizados que propicien juegos más seguros y de mayor creatividad y variedad.
  • Introducir color en sus muros con diseños artísticos (murales, pinturas, grafiti artísticos…).
  • Llenar sus suelos de juegos más innovadores como los juegos cooperativos. Ejemplos de estos juegos pueden ser el twistter, un parchis, un ajedrez, una tabla para salto de longitud, la típica rayuela, un pequeño laberinto o incluso un circuito donde se puedan realizar carreras de chapas o incluso de canicas. 
  • Eliminar en todo lo posible elementos hostiles como el asfalto, sustituyéndolos por pavimentos y materiales “más amables” (vegetación, madera, arena, tierra, agua, corcho…) o por materiales reciclados o de bio-construcción.
  • Rediseñar los patios con criterios co-educativos. Diseñar espacios con protagonismo y entidad propia para todos los usos. Aumentar o dar importancia a los espacios de tranquilidad y diversificar las actividades de movimiento.
  • Juegos de movimiento no competitivos que realizan las niñas y niños que no juegan al fútbol.
  • Actividades más tranquilas, como la estancia, la reunión, la lectura o el dibujo.
  • Pizarras en paredes que permitan desarrollar el placer de la creación artística.
  • Mobiliario que promueva los juegos simbólicos (construir, cocinar, hacer representaciones…).
  • Construcciones de pequeñas casas, cuevas, túneles o espacios que permitan el juego.
  • Que los patios y demás instalaciones también sean plenamente accesibles e inclusivos para garantizar la participación en condiciones de igualdad del alumnado con necesidades educativas especiales.
  • Cuidar las zonas de sombra para los meses más calurosos.
  • Aparcamientos para bicis y patinetes.
  • Papeleras y mobiliario para reciclar papel, envases…

 

Es fundamental que en el diseño del espacio pudiera implicarse a toda la comunidad educativa, incluyendo a familias, docentes, niños y niñas y otros trabajadores de los centros.

Se trata en definitiva de una iniciativa de aprendizaje que pone en el centro la igualdad, la diversidad, la sostenibilidad ambiental, la accesibilidad, la colaboración y la innovación pedagógica como valores fundamentales por los cuales consideramos que la escuela pública debe apostar.

Nota (1). Ej. MICOS (Pez Arquitectos)¸ Programa piloto de cuidados en entornos escolares de la ciudad de Madrid (Ayuntamiento de Madrid), La aventura de aprender (Basurama), Red de Patios inclusivos y sostenibles (Pandora Mirabilia) o Esto es un cole público (Decide Madrid 2017), Patios para Crecer jugando Puente de Vallecas.

Propuesto en nombre de: AMPAS Colegios Públicos Chamartín

Documentos (1)

Informe de coste

En gran medida, el contenido de esta propuesta se halla desarrollado ya a través del denominado “Proyecto MICOS Entornos Escolares Saludables”, realizado por un equipo dirigido desde el Departamento de Estrategia de Cohesión Territorial, de la Dirección General de Estrategia de Regeneración Urbana. Por otra parte, debe subrayarse la estrecha relación entre esta propuesta y la contenida en la nº 16156 (“Mejora de los patios de los colegios del distrito”), que hace necesaria su evaluación conjunta. En el Distrito de Chamartín existen 9 Colegios Públicos y 2 Escuelas Infantiles, con una superficie total construida de 28.404,32 m2, zonas verdes con una superficie de 1.845 m2 y espacios libres de parcela de 16.852,50 m2. Con objeto de concretar el desarrollo de estos dos proyectos en los colegios públicos del Distrito de Chamartín, tomando como punto de partida el Proyecto MICOS, que incluye una estrategia participativa para la intervención en los centros, se procede a evaluar el coste de un estudio específico de las necesidades de actuación en los espacios libres de los colegios públicos utilizados como patios, así como en el conjunto de zonas verdes existentes en los mismos. En esa evaluación se han tenido en cuenta los siguientes conceptos: - Redacción de planos para plasmar los resultados - Reuniones especificas con colectivos - Informe/s específicos sobre materias - Visitas de campo e inspecciones Presupuesto estimado estudio específico (contrato de servicios): 30.000 euros


Necesitas iniciar sesión o registrarte para comentar.
No hay hitos definidos