Decide Madrid

SOTERRAMIENTO PRACTICABLE DE LOS RACKS DESTINADOS AL CONTROL DE SERVICIOS E INST

josé mª berzosa gonzález josé mª berzosa gonzález  •  18/10/2021  •  Toda la ciudad  • 

Código proyecto de gasto: 18515

 

PROYECTO

PARA LOS PRESUPUESTOS PARTICIPATIVOS

DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS PARA  EL PROYECTO

Se viene notando en las calles de Madrid una continua mejora general en las aceras y un intento notable de ordenar y disminuir los no pocos obstáculos que hay en ellas para los peatones. Unos son obstáculos fijos, inevitables por necesidades de servicios, y otros circunstanciales, ocasionales o producto de comportamientos poco cívicos de los propios ciudadanos.

Hay, sin embargo, un tipo de obstáculos fijos que no parecen haber recibido la atención que merecen por parte del Ayuntamiento y no solamente por la desacertada ubicación en donde se han colocado, sino por el deplorable efecto estético que causan y por la falta de higiene que con frecuencia acumulan

Se trata de los innumerables RACKS Y ARMARIOS METÁLICOS DE CONTROL DE LOS SERVICIOS DE SEMÁFOROS Y DEL ALUMBRADO, FUNDAMENTALMENTE, O DE OTROS SERVICIOS SIMILARES QUE REQUIERAN ALGÚN TIPO DE MANIPULACIÓN Y CONTROL A TRAVÉS DE ESE TIPO DE INSTALACIÓN.

La ubicación no es su principal problema porque se observa en la mayoría de ellos que han sido colocados en recodos de las aceras o en áreas escasamente transitadas de las mismas aunque en algunos casos pueden ser un riesgo o perjudicar gravemente la circulación de, por ejemplo,  las personas invidentes. Estos casos no son muy frecuentes, pero existen.

 

Conviene destacar más específicamente los otros dos aspectos: La falta de higiene y el horrible aspecto estético que presentan, tanto en su diseño como en las consecuencias del paso del tiempo sobre ellos.

En cuanto al aspecto estético, suelen estar montados sobre una base probablemente de ladrillo, torpe y descuidadamente enfoscado, y con una altura que no parece respetar normativa ni regulación alguna, sino solamente ajustarse al área de la base del rack de que se trate en cada circunstancia. Tampoco los propios racks se ajustan a formatos uniformes, aunque cabe pensar que están técnicamente homologados en varios tipos diferentes. Por lo demás, acaban, al poco tiempo de ser instalados, cubiertos de carteles sobre carteles, pegatinas, grafitis, etc.  Parece como si se tratara de la última operación de una empresa instaladora o de infraestructuras que estuviera deseando terminar la obra y a la que tampoco el Ayuntamiento le prestara atención, con evidente menosprecio de los detalles respecto al acabado y con la probable falta de una supervisión adecuada y rigurosa durante su ejecución.

La costumbre o la indolencia han hecho que la ciudadanía se conforme con todo eso como parte del conjunto de obstáculos que contribuyen al feísmo que puebla las aceras y calles: Grafitis, farolas sucias y llenas de pegatinas y carteles, papeleras desbordadas, fruterías que invaden las aceras, cabinas telefónicas abandonadas, kioscos que aumentan su tamaño so pretexto de colocar su material debajo de un toldo, anuncios de menús de restaurantes, recipientes para vidrio y cartón sin recoger, motocicletas, patinetes, etc., etc.

En cuanto a la falta de higiene que acumulan causa vergüenza ciudadana pero también  involucra la responsabilidad del Ayuntamiento. Esos armarios se utilizan para dejar sobre ellos botellas, latas de bebidas o trozos de pizza y son un aliviadero frecuente para perros y humanos. En algunos casos, la acumulación de armarios en una misma zona genera suciedad añadida y aspecto de abandono por la proliferación de hierbas y arbustos en el entorno inmediato

PROPUESTA DE PROYECTO

SOTERRAR LOS ARMARIOS EN EL SUELO HACIÉNDOLOS PRACTICABLES PARA LOS OPERARIOS MEDIANTE UN MECANISMO DE ELEVACIÓN Y CON UNA TRAMPILLA METÁLICA EN EL SUELO CON MECANISMO DE CIERRE DE SEGURIDAD.

Hoy día todos los problemas técnicos derivados de esta transformación están resueltos:

  • Los mecanismos de elevación y soterramiento de los armarios.
  • Los posibles problemas de estanqueidad, humedad, temperatura, corrosión.
  • Los mecanismos de cierre seguro de las trampillas en el suelo.

Tampoco debería ser un problema, en la mayoría de los casos, la profundidad de soterramiento o la reubicación en zonas diferentes de las actuales (O quizá en las mismas si son acertadas), aparentemente elegidas por la proximidad cómoda de la operación que corresponda, sin contemplar problemas de estética ni de higiene.

Se adjuntan algunas fotografías que ilustran las ideas aquí expuestas

Fdo. JOSÉ Mª BERZOSA GONZÁLEZ

berzosagjm@yahoo.es

Tfno.: 626 467 877

 

Ubicación: TODO SON PEGAS PARA ENVIAR EL PROYECTO

Necesitas iniciar sesión o registrarte para comentar.
No hay hitos definidos