Decide Madrid

Volver

Centro social con residencia para mujeres maltratadas o en situacion vulnerable

Usuario eliminado  •  15/04/2016  •    20 Comentarios

Código de la propuesta: MAD-2016-04-10381

Crear un espacio espacio seguro para llevar a cabo actividades donde las mujeres puedan autogestionar su propio proyecto, con una zona residencial para mujeres maltratadas y situaciones vulnerables

Aunque a simple vista pueda parecer que vivimos en una sociedad basada en la equidad, realmente no es así. Y la mayor prueba de ello es el sinfín de abusos y maltratos, cuyo denominador común es el simple hecho de ser mujer: Mujeres cosificadas sexualmente, con el consiguiente aumento de trastornos perjudiciales para la salud. Mujeres que prácticamente brillan por su ausencia, en altos cargos de política y empresas. Mujeres con idéntica preparación y experiencia, con menor salario que sus colegas hombres (brecha salarial). Mujeres prostitutas (curioso contraste con el bajo índice de prostitución masculina), sin acceso a la Seguridad Social. Mujeres amas de casa (de nuevo curioso contraste respecto al índice masculino), sin remuneración ni cobertura social alguna. Mujeres emprendedoras con numerosos obstáculos para conciliar vida familiar y laboral. Mujeres maltratadas física y psicológicamente. Mujeres violadas. Mujeres asesinadas.

Ser consciente de que existen los problemas es el primer paso para solucionarlos. Y si además, lo hacemos desde una perspectiva de género, se nos amplia el campo de visión. Concretar el problema y adaptarlo a una escala arquitectónica, para así poder abordarlo, será nuestro objetivo. La ciudad y los edificios constituirán, por tanto, el soporte de espacios seguros y dinámicos en los que llevar a cabo actividades basadas en la mujer. 

Desde la arquitectura se han ido dando soluciones, hasta el momento teóricas, y en diferentes escalas, urbanas, domésticas... Nuestra propuesta se basa en asociar la calle y el edifico a un conjunto de mujeres de diferentes características (étnica, estrato social, edad, país, profesiones), para ejercer trabajos remunerados, gestionar y administrar su economía sin ataduras a las élites. Un espacio seguro y libre donde la unión entre mujeres sea el arma más poderosa. El edificio es capaz de estrechar lazos entre mujeres muy diferentes que no se conseguiría en la vida cotidiana de cada una de ellas. Es nuestro momento, es nuestro espacio. Nuestra propuesta es la “CiudadElla”.

¿Qué es la “CiudadElla”? La Ciudadella, es un centro social autogestionado en el que se vive en comunidad. Las mujeres utilizan este centro para trabajar en él. Artistas podrán realizar conciertos, exposiciones de arte, talleres, dar charlas. El usuario también podrá documentarse y estudiar acerca de la mujer. Cocineras, costureras se valorarán y serán valoradas al cambiar su trabajo por dinero conseguido de estas actividades. También hay espacio habitacional para mujeres maltratadas y en situaciones vulnerables. La vida en comunidad supondrá un reto a la vez que una experiencia inolvidable para estas mujeres que darán uso al edificio, viviéndolo, compartiéndolo, y rentabilizándolo. Todo por y para ellas.

https://l.facebook.com/l.php?u=https%3A%2F%2Fcdn.fbsbx.com%2Fhphotos-xpf1%2Fv%2Ft59.2708-21%2F12329359_1708951642655391_2126065231_n.pdf%2FProyectoG5_Marta_Ruiz_Gil.pdf%3Foh%3D5a80848f628bd14bae8fcbdf4f3587fe%26oe%3D5713FC8A%26dl%3D1&h=2AQFIJ0VB


Necesitas iniciar sesión o registrarte para comentar.
  • Usuario eliminado  •  Autor  •  16/04/2016 09:52:45

    La prueba de que tenemos un grave problema social es que aún mucha gente piensa que el feminismo es lo contrario del machismo y no es así, el feminismo es la lucha por la igualdad real entre mujeres y hombres, se llama así porque es un movimiento que nació liderado por mujeres y busca la visibilización del trato discriminatorio que sufren las mujeres en cuanto a capacidad, valía y derechos.
    Se sigue negando que el origen de los malos tratos y los asesinatos a mujeres sea por la cultura machista, cultura que también sufren los hombres al exigirles desde pequeños que no muestren sus sentimientos, que se muestren fuertes e insensibles a toda costa a riesgo de parecer femeninos, como si la feminidad fuera un insulto, algo ridículo.
    A las niñas se les hace creer en los cuentos de princesas, donde lo mejor que les puede pasar es ser guapas para que el príncipe quiera ir a rescatarlas porque son débiles, no pueden salvarse ellas solas, necesitan al "fuerte príncipe" para ser felices.

    Sin respuestas
Esta propuesta no tiene notificaciones.
No hay hitos definidos