Decide Madrid

Volver

Scaperoom como propuesta de educación la ciudadanía en adolescentes madrileños

mmoreno mmoreno  •  21/12/2018  •    Sin comentarios
CARTEL_COMPLETO_SUEÑON.JPG
CARTEL_COMPLETO_SUEÑON.JPG


Código de la propuesta: MAD-2018-12-25244

Buscar herramientas de educación para la ciudadanía que atraigan a los adolescentes madrileños requiere recursos adaptados a sus intereses. El formato de scaperoom puede ser una herramienta útil.

A veces es difícil que las personas acudan a espacios comunes para aprender hábitos saludables y actitudes ciudadanas. Esta dificultad se acrecienta cuando el público al que se dirigen las actividades está en la franja de edad de entre los 12 y los 18 años.

Nos encontramos inmersos en un nuevo modelo de sociedad: sociedad-red, sociedad de la información o sociedad del conocimiento. Un nuevo modelo en que las tecnologías sirven para el empoderamiento del individuo. Este nuevo modelo de sociedad, demanda también nuevos modelos de enseñanza. Para ello proponemos nuevos contenidos y formatos adaptativos para cada una de las actividades propuestas. Se utilizarán nuevas estrategias y metodologías en gamification, storytelling, narrativa transmediática y aprendizaje experiencial para el desarrollo de las actividades. Estas nos permitirán hacer más fácil la transmisión y la asimilación del conocimiento, empoderar al usuario y a su vez hacer más atractivo el proyecto para el público diana al que nos dirigimos.

Se plantean dos escape room con temáticas diferentes

1. Sobre sueño saludable en adolescentes SueñOn® Escape room

La adolescencia es una fase de la vida donde el sueño juega un papel fundamental. Hay que dialogar con ellos sobre el sueño y su influencia en la salud y el bienestar. El objetivo es educar y sensibilizar al adolescente de la importancia que tiene dormir bien y suficiente. Unos buenos hábitos de sueño aseguran un correcto desarrollo físico y mental. También es importante explicarles que la utilización de móviles, tabletas u ordenadores en el dormitorio dificultan la conciliación del sueño. Los padres deben dar ejemplo de buenos hábitos de higiene del sueño.

2. Sobre violencia de género

Evitar el maltrato en adolescentes pasa por facilitarles toda la información disponible, indicarles qué es la violencia de género, qué hacer si son víctimas o testigos de esta situación, reflejar modelos de amor sin mitos sexistas y mostrar el peligro del modelo de relación dominio-sumisión. . El objetivo es educar y sensibilizar al adolescente de la importancia que tiene la violencia de genero entre los menores de edad usando los mismos principios de la campaña lanzada por la Confederación Nacional de Mujeres en Igualdad Subvencionado por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar social.

El problema del sueño en adolescentes

Durante la adolescencia se producen cambios físicos, psicológicos, emocionales y sociales, que también afectan al patrón de sueño. Se produce, por ejemplo, un retraso normal del inicio del sueño y se necesita dormir más que durante los años anteriores.

El sueño enlentece los sistemas del organismo para que el cuerpo pueda "recargar las baterías" para afrontar las actividades cotidianas del día siguiente. Los malos hábitos del sueño tienen consecuencias negativas en el crecimiento y el desarrollo, en el rendimiento académico y en las relaciones sociales.

Algunos signos pueden ayudar a identificar la falta de sueño de los adolescentes: están irritables, tristes, se concentran mal en clase o, incluso se quedan dormidos, tienen dificultad para despertarse y levantarse por las mañanas  o duermen mucho más de lo razonable durante el fin de semana.

Los adolescentes y la violencia de género

Uno de cada tres jóvenes considera inevitable o aceptable en algunas circunstancias "controlar los horarios de la pareja", "impedir a la pareja que vea a su familia o amistades", "no permitir que el otro trabaje o estudie" o "decirle cosas que puede o no puede hacer". Ver estas actitudes como normales es algo que preocupa cada vez más a las autoridades, el hecho de que la violencia de control está exageradamente presente en las mujeres de 16 a 19 años, pues según la encuesta 2015, se da en un 21% de las relaciones a estas edades, mientras que en el resto de la población el porcentaje desciende al 9,6%. Según el estudio La percepción de la violencia de género en la adolescencia y la juventud, aunque un 96% de las chicas jóvenes y un 92% de los chicos consideran inaceptable la violencia de género, el problema es que no todas las formas de violencia concitan el mismo rechazo ni todos los comportamientos que constituyen maltrato son identificados como tales. (https://www.elmundo.es/sociedad/2017/05/08/59105e6e22601d60078b4658.html)

Las estadísticas sobre violencia de género en España siguen arrojando cifras alarmantes. Al intolerable número de mujeres asesinadas se suma la constatación de que están aumentando las actitudes machistas entre adolescentes. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), los mayores aumentos del número de víctimas de violencia de género en 2015 respecto al año anterior se dieron entre las mujeres de 50 a 54 años (17,6%) y entre las menores de 18 años (10,6%). (http://www.mujeresenigualdad.com/Violencia-de-genero-en-adolescentes_es_188.html)

En el tercer trimestre de 2016, los juzgados españoles recibieron 38.402 denuncias por violencia de género, lo que supone un importante incremento interanual del 13,9%. Las mujeres víctimas de violencia machista fueron 36.079 (un 11% más) y el 2% de las que solicitaron orden de protección eran menores de edad.

En los últimos años también ha aumentado la cifra de chicas que asisten a terapias de violencia de género; las más pequeñas tienen 12 años. Un dato que debemos destacar e intentar modificar es que, aunque en 2015 el número de mujeres que denunciaron ser víctimas de violencia de género se incrementó en un 1,9% respecto al año 2014, en muchas ocasiones las menores no se atreven a denunciar por miedo, vergüenza, dependencia emocional del maltratador o porque no se identifican como víctimas, es decir, no saben que están sufriendo violencia de género. Los datos son preocupantes, pues revelan que cada vez y con mayor frecuencia el maltrato está presente entre adolescentes.

Los expertos aseguran que la educación es la vacuna para acabar con el maltrato. La educación es el punto de partida para mejorar y regenerar la sociedad y el mundo en el que vivimos. La educación es una garantía de libertad, respeto, equidad, progreso y solidaridad. Educar es enseñar a vivir y a convivir. Los jóvenes que hoy se están formando transmitirán a su vez estas enseñanzas a otras generaciones.

http://suenon.recursosencuidados.es/index.html


Necesitas iniciar sesión o registrarte para comentar.
Esta propuesta no tiene notificaciones.
No hay hitos definidos