Decide Madrid

Volver

Madrid más Verde: espacios verdes y útiles para todos/as

Pablo.del Pablo.del  •  09/05/2019  •    Sin comentarios
Madrid más Verde
Madrid más Verde


Código de la propuesta: MAD-2019-05-26718

Queremos áreas verdes pensadas para la población: que haya más, mejor repartidas y cuidadas. Que existan permisos vecinales para utilizar estos espacios de manera más participativa e innovadora.

Esta es una propuesta creada por personas de todos los distritos de Madrid con el objetivo de conseguir una ciudad más habitable. Proponemos que Madrid tenga más vegetación  en calles, azoteas, y fachadas; que tenga más zonas verdes y que se cree una amplia red de corredores verdes que las comuniquen; que se concedan permisos vecinales para que la ciudadanía pueda participar en la gestión y cuidado de la naturaleza de su entorno. Pensamos que estas actuaciones generarán beneficios ambientales, físicos y psicológicos muy importantes para todos los habitantes y visitantes de nuestra ciudad.

Aspectos principales:

  • Más zonas verdes y mejor repartidas, componiendo una matriz verde.
  • Creación del cinturón verde de la ciudad entre M-30 y M-40.
  • Zonas verdes como lugares de encuentro, reunión y creación (de comunidad, de cultura, de proyectos de la economía social)
  • Posibilidad de co-gestión de zonas verdes
  • Fomento de tejados verdes, jardines verticales, espacios verdes de oportunidad, entre otros.
  • Más y mayores alcorques con árboles y arbustos.

 

PROPUESTA DETALLADA

Siguiendo las metas establecidas por los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, los hitos marcados por el Plan de Infraestructura Verde y Biodiversidad de la ciudad de Madrid, y las directrices de la Guía de la Infraestructura Verde Municipal (*), queremos garantizar a largo plazo que la ciudad de Madrid contará con la infraestructura verde urbana y periurbana suficiente como para proporcionar los servicios ecosistémicos que necesita para la adecuada calidad de vida de su población. Para ello proponemos:

Cogestión del Medio Ambiente Urbano

  1. Impulsar las áreas verdes como espacios dinamizadores del tejido social. Además de mantener o diseñar las áreas verdes como lugares apropiados para el esparcimiento y la práctica deportiva, se diseñarán o adaptarán para que sean espacios de encuentro y creación de comunidad, de difusión cultural, de génesis de ideas y de desarrollo de proyectos de la economía social.
  2. Crear la figura de “Asesor Socioambiental”, mediadores que servirán de vínculo entre la ciudadanía y los organismos públicos. Deben tener perfil de trabajador/a social o similar, además de conocimientos medioambientales. Serán el vínculo con los/as vecinas/os del entorno, recogerán sus propuestas o quejas, y las trasladarán a las instancias municipales pertinentes para lograr soluciones. Ayudarán a llevar a cabo los proyectos propuestos y respaldados por la ciudadanía. También favorecerán y colaborarán en el desarrollo de iniciativas vecinales, como talleres participativos, huertos urbanos, jardines y viveros.
  3. Instaurar la figura del "Técnico Medioambiental de Proximidad", que contribuirá a una mayor descentralización de la gestión de los parques, jardines y demás elementos de la infraestructura verde de la ciudad. Dicha gestión será la resultante, a nivel local, del trabajo coordinado del Técnico Medioambiental de Proximidad (que se ocupará principalmente de los criterios técnicos y ambientales) y del Asesor Socioambiental (que se ocupará principalmente de los criterios sociales). El técnico Medioambiental de Proximidad se mantendrá accesible a la ciudadanía de forma regular (quincenal o mensual).
  4. Adecuar los procesos administrativos para favorecer las acciones vecinales. Que se otorguen permisos directamente desde las juntas de distrito, tanto para ceder el espacio como para la gestión del agua (acometidas, sistemas de riego, bocas de riego, etc.). Dichos permisos se concederán, independientemente del tamaño del proyecto, considerando el potencial impacto positivo que suponga para el bienestar de la población local y regional. Se incluirán en el análisis criterios ambientales, sociales y económicos.
  5. Asignar a los espacios cedidos el agua que se estime necesaria para su mantenimiento, según los proyectos que vayan a albergar.
  6. Favorecer el desarrollo de innovaciones en la gestión del agua, como la recogida de agua de lluvia.
  7. Favorecer la implementación de sistemas de compostaje vecinales.

 

Zonas verdes y diseño urbano

  1. Crear el “Cinturón Verde de Madrid”, aprovechando los grandes espacios sin construir existentes en el entorno de la M-30 y la M-40, y siguiendo las directrices propuestas por la Agencia Europea de Medioambiente (AEMA) con respecto a infraestructura verde periurbana.
  2. Aumentar la presencia de zonas verdes y vegetación en la ciudad de manera que compongan una matriz verde, que englobe al resto de elementos del paisaje urbano. Priorizar la inversión en barrios deficitarios.
  3. Instalar "corredores naturales" en todos los distritos, de forma que permitan la conectividad de los pequeños ecosistemas constituidos por las áreas verdes locales. Favorecer la continuidad de esos corredores con los de los distritos adyacentes. Incluir caminos peatonales y vías ciclistas que estén correctamente diferenciados y señalizados para incentivar el uso de medios de transporte alternativos.
  4. Utilizar “espacios verdes de oportunidad” (solares, rotondas…) para desarrollar zonas verdes, aunque sean temporales, hasta que se destinen a  sus usos definitivos. Bajo pedido vecinal, gestionado por los “Asesores Socioambientales” en coordinación con el “Técnico Medioambiental de Proximidad”.
  5. Favorecer la regeneración de espacios degradados bajo pedido vecinal. Gestionado por el “Asesor Socioambiental” y coordinado con el “Técnico Medioambiental de Proximidad”.
  6. Al restaurar una zona verde degradada, respetar los trazados o caminos hechos espontáneamente por el tránsito de personas, para evitar que esos puntos se vuelvan a degradar por el paso de la gente. Evitar construir caminos en “L”.
  7. Reducir el uso de espacios duros o solados en el diseño de los espacios verdes, sustituyendolos por zonas blandas, permeables y más ecológicas.
  8. Mejorar la permeabilidad del suelo de la ciudad, aumentando las superficies de infiltración en el diseño urbano (también fuera de las zonas verdes). Esto permitirá reducir la escorrentía superficial y favorecerá la recarga de los acuíferos.

 

Azoteas y jardines verticales

  1. Dotación de partidas presupuestarias que fomenten el aprovechamiento de "espacios verdes de oportunidad" (azoteas, cubiertas, muros, etc.), tanto privados como públicos. Favorecerán la lucha contra el cambio climático y la contaminación en la ciudad, y contribuirán a mejorar la calidad de vida de los vecinos de las inmediaciones. Los proyectos serán seleccionados en base a su mayor o menor eficacia, eficiencia, funcionalidad y sostenibilidad, considerando los objetivos citados, y serán supervisados por los servicios técnicos municipales

 

Arbolado

  1. Un ciudadano un árbol. Aumentar el número de árboles presentes en la ciudad hasta alcanzar ese ratio. Los árboles de nueva plantación serán de especies autóctonas, y deberán ser apropiados para el lugar donde vayan a ser plantados, según los criterios de los apartados 4 y 5 de este epígrafe.
  2. Crear más alcorques en las vías, según la normativa, para plantar árboles o/y otros estratos de vegetación. Especial atención a barrios deficitarios.
  3. Agrandar los alcorques en superficie y profundidad, y conectar unos alcorques con otros, aumentando el espacio disponible para los árboles y sus raíces, así como para el resto de vegetación y para la microfauna.
  4. Aumentar la diversidad del arbolado con especies autóctonas, adaptadas al suelo, al clima y a las condiciones especiales de la ciudad (mayor temperatura, menor humedad, contaminación...).
  5. Utilizar varios criterios, además del técnico, en la elección de las especies: necesidades de la vía, control biológico de plagas, toxicidad, regulación bioclimática de las viviendas cercanas, estética y paisajismo, alumbrado, aprovechamiento ciudadano de alimentos y otros bienes, control de la contaminación, obtención de otros servicios ecosistémicos.
  6. Utilizar varios estratos de vegetación: árboles grandes, árboles pequeños, arbustos, matas, plantas de flor, trepadoras, hierbas; para aprovechar mejor el espacio y atraer fauna.
  7. Ajustar la iluminación nocturna a la distribución del arbolado y viceversa para que cumpla su función pero no afecte negativamente a las plantas. Reducir la contaminación lumínica.
  8. Realizar un mantenimiento adecuado y un seguimiento del mismo, con especial hincapié en el tamaño estado de los alcorques, el riego y las podas.

 

*Calaza et al., 2019. Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Asociación de Empresas de Gestión de Infraestructura Verde (ASEJA); Asociación Española de Parques y Jardines Públicos (AEPJP).


Necesitas iniciar sesión o registrarte para comentar.
Esta propuesta no tiene notificaciones.
No hay hitos definidos