Decide Madrid

Volver

No a los beer Bike o tándem de borrachos por las calles de Madrid.

Eva Gomez Eva Gomez  •  07/09/2015  •    23 Comentarios  • 

Desde hace algún tiempo vengo observando por la zona de Atocha los llamados “beer Bike” unos tándems para 16 personas que se alquilan y que circulan por la calzada a pedales. La diversión consiste en que los usuarios vayan pedaleando mientras vacían un barril de cerveza. Desconozco si hay una normativa específica para estos vehículos pero creo que no debería de estar permitido que personas totalmente borrachas vayan pedaleando en un carrito que circula por la calzada muchas veces sacando medio cuerpo fuera, arrojando objetos, gritando, enseñando el torso…etc.

La empresa lo promociona cómo una manera diferente para ir en grupo y echarte unas risas pero en mi opinión se trata de dos acciones; conducir y emborracharse que por su peligrosidad no deberían darse juntas y que ponen en peligro la seguridad vial de todos. Además de lo lamentable que resulta el paisaje urbano que ofrecen.

Comentarios (23)


Necesitas iniciar sesión o registrarte para comentar.
  • Celia González

    Siento a los que les parezca muy restrictivo, pero creo que permitir todo tipo de diversión turística atrae un tipo de turismo que denigra la imagen de la ciudad. Además de que potencialmente pueda ser peligroso, personalmente como ciudadana me molesta la imagen de la ciudad y del país que damos permitiendo ese tipo de turismo. Viajo mucho por trabajo a países en vías de desarrollo y es una tendencia que veo repetida: turistas, en general de países más ricos, para los que todo vale cuando estan de vacaciones. No me gusta hacerlo cuando soy yo la visitante, por lo que me gusta menos aún que lo hagan en mi propia casa, y dudo que los mismos que lo hacen lo hicieran en su ciudad o les gustase que se hiciese. En cualquier caso no es cuestión de demonizar a gente que viene a divertirse, sino a las leyes que permiten cualquier tipo de ocio aunque sea en perjuicio de la ciudad. Para mí los turistas siempre serán bienvenidos, pero sólo si son respetuosos con el prójimo.

    Sin respuestas