Decide Madrid

Volver

Cinturón Verde del Suroeste, Campamento y Arroyo Meaques.

Fernando Fernando  •  11/09/2015  •    3 Comentarios  • 

En el Suroeste de Madrid se encuentran los terrenos que el ministerio de Defensa pretende vender tras el abandono de los campamentos militares de la zona. Una operación largamente aplazada por el estallido de la burbuja inmobiliaria.

Estamos hablando de alrededor de 10 Km cuadrados de terreno, una parte ocupada por antiguos campamentos, menos de 2 Km cuadrados, y el resto como campo de maniobras. Buena parte del terreno ha querido ser edificado en distintas ocasiones, el ayuntamiento de Madrid debe afrontar en el PGOU una serie de disposiciones para que la ciudad disponga en esa zona de un amplio espacio verde que mejore la calidad de vida de los barrios ya existentes, de los hipotéticos futuros barrios y darle conectividad a la Casa de Campo con el campo abierto.

Mi propuesta es destinar, al menos, el 50% del terreno a un parque periurbano. Concretamente entre el arroyo Valchico y el límite municipal con Somosaguas. Llegando por el Suroeste hasta el límite con Alcorcón en Venta de la Rubia. Habría que negociar con Pozuelo una zona de unión, alrededor del arroyo Meaques, con La Casa de Campo y con Alcorcón la creación de una zona protegida que permita una unión con el Parque Regional del Guadarrama. Tanto para que la fauna pueda movirse libremente desde la Casa de Campo hasta el Guadarrama, como para dotar al extremo suroccidental de Madrid de un amplio espacio verde que cierre la ciudad por ese extremo, mejorando su calidad de vida y asegurándola de cara al futuro. Seguirían quedando 5 Km cuadrados aptos para viviendas, oficinas, instalaciones públicas y zonas verdes de corte urbano (parques y jardines).

Convendría reservar una zona para una posible unión con el arroyo Butarque en el extremo sureste de la parcela, este arroyo ha sido convertido ya en zona verde entre la ciudad de Madrid y las de Leganés y Alcorcón en varios de sus tramos. Siguiendo los descampados de la M-45 aún podría utilizarse como pasillo verde hasta el parque Regional del Manzanares a largo plazo creando un cinturón que abarcaría todo el sur y todo el Oeste de la ciudad.

En cualquier caso la ciudad de Madrid tiene la oportunidad de crear un amplísimo espacio verde en su extremo suroeste, darle continuidad a la Casa de Campo y permitir una ruta que una el centro de la ciudad con el río Guadarrama. Una arteria verde que dé calidad de vida a ese límite de la ciudad y que le sirva de broche ecológico y de ocio. Gracias a que fue usado como campo de maniobras y a los años que lleva sin intervención humana la recuperación de la zona puede ser muy sencilla y barata e independiente de lo que se acabe haciendo en las zonas que seguirían siendo urbanizables.

También es una garantía para Madrid de cara al futuro, recordemos que en la parcela contigua, Venta de La Rubia, pretendía construirse el Eurovegas de Alcorcón y, a su vez, en el propio Campamento el proyecto de macroedificación de Wanda. Resumiendo, la zona podría quedar colapsada en asfalto y viviendas con malas dotaciones y la Casa de Campo quedar completamente rodeada si no se hace una gestión adecuada. Con la definición de esta zona verde la ciudad de Madrid y sus ciudades vecinas deberán llevar a cabo sus planes teniendo en cuenta unos mínimos y la ciudad se resguardará de sufrir excesos al no haber coordinación ni limitaciones en estas zonas de frontera entre municipios. La creación de este parque periurbano garantizaría para décadas un control saludable del crecimiento urbano en el suroeste de la ciudad y su zona urbana.

Comentarios (3)


Necesitas iniciar sesión o registrarte para comentar.