Decide Madrid

Volver

Aseo en los intercambiadores ----> papel higiénico "racionado" para usuarios.

OldtimerGent OldtimerGent  •  19/09/2015  •    4 Comentarios  • 

¡Valiente astracanada!  ...es verdaderamente grotesco, que a estas alturas del siglo xxi y en la "joya" del urbanismo -muestra internacional de la funcionalidad y la eficiencia- erigido como moderno exponente de la colaboración público/privada más avanzado hoy en día, tengamos aún que distanciar los SERVICIOS PUBLICOS de los Servicios al público en su conjunto (ya sean usuarios, contribuyentes, pasajeros, ciudadanos ó transeuntes) mediante sutiles gestos con que dejar a cada cual en el "sitio que les corresponde" bien claro y de modo inequívoco.

¿Quién sabe?  quizás convendría Propuesta formal para llegar a estrecharles efusivamente la mano a todos estos inteligentísimos político/administradores/contratistas tras nuestro sobrevenido "apretón" de manera que se llevaran cada uno de ellos un RECUERDO INDELEBLE de cómo hemos tenido que quitarnos la mierda del culo al descubrir con espanto que la cabina utilizada carecía de porta-rollos.  Disculpen la indignación transmitida al texto, por favor: si no lo cuento reviento... ya no podía más (literalmente).

 

Comentarios (4)


Necesitas iniciar sesión o registrarte para comentar.
  • E.A.R.

    Vale, estoy muy de acuerdo, pero hay un problema mucho mayor que consiste en la creencia de un grupo de gente de tener estos urinarios como su club particular. NO LO DIGO, lo cuento:

    Hace apenas un mes no podía aguantarme en el anden y quedaban unos veinte minutos para la llegada del convoy. Urinarios por allí leo. Entro y la saco frente a las lozas con forma de manzana. De pronto varios tipos pululan a mi alrededor... Uno de ellos sale de una cabina de esa para aguas mayores y s eme pone a orinar a mi lado, nada de orinar sino sujetar un pene descomunal observando mi reacción.

    Mi reacción: Se me cortó el chorro de forma abrupta con el consiguiente dolor en la vejiga. No digamos el dolor en mi amor propio al ver la cara de salido del tipo empalmado a menos de medio metro de mi persona. Y por si esto fuera poco en el espejo veía unos cinco tipos esperando impacientes...

    La verdad que no me importó que no hubiese papel.

      • OldtimerGent
        OldtimerGent  •  Autor  •  21/09/2015 12:40:40

        Eso es porque el Contratista de seguridad no cumple sus protocolos (protección perimetral, rondas periódicas, reportes de visualización remota, etc) y sobre todo porque la Gerencia prefirió "optimizar" sus costes operativos eliminando los tres turnos de presencia permanente en la JEFATURA DE ESTACION que como sin duda todos Vds saben es absolutamente IRRENUNCIABLE tratándose de Areas con maquinarias en movimiento... algo insólito, tanto por la desprotección del Público como -y esto es lo más grave- dejación de responsabilidades Administrativas en un cúmulo de proveedores comerciales (ya sean de limpieza, ó mantenimiento, ó seguridad) ajenos a la representación gubernativa que debiera estar FISICAMENTE al cargo en todo momento. Lamentable !!

        Sin respuestas
  • GonzaloJosé

    Es penoso constatar que los gobiernos de todo tamaño, derrochen dinero en estupideces y no contemos con lo básico. Así como el papel higiénico, duchas públicas gratuitas, ¿donde están nuestros impuestos que me roban todos los meses de mi nómina?

      • OldtimerGent
        OldtimerGent  •  Autor  •  19/09/2015 23:30:42

        El desprecio que rezuma esta postura no sólo trata de "incapaces" a los propios usuarios sino que -a mayor abundamiento- hace notorio "ensalzado" sobre la general colectividad del esporádico Contratista, quien a su vez nos avasalla obligando a VENERAR cualesquiera posibles limitaciones presupuestarias en favor de la siempre SALUDABLE diversificación del mercado (claro está, siempre que la licitación le "toque" al mismo) para soslayar así toda desaconsejable CONCENTRACIÓN viciada con ideologías sociales... mientras se lava las manos -nos imaginamos- bajo el marmóreo alicatado de un lujoso Closet, convenientemente adjunto a su confortable despacho. Y al que se queje ¡caña!

        Sin respuestas