Decide Madrid

Volver

Que las empresas paguen el coste del transporte de los trabajadores

Alfonso J. Vázquez Alfonso J. Vázquez  •  30/11/2015  •    4 Comentarios  • 

Si el coste del transporte a la empresa de las materias primas y de la energía es un coste empresarial, el coste del transporte de los trabajadores debe de tener igual condición. El principal beneficiado del servicio de transportes municipal es la empresa y por eso debe pagarlo, porque es un compoente inherente a su actividad industrial. Además, gracias a él tiene a su disposición una inmensa oferta de trabajadores y no sólo los que podrian acceder andando, exceso de oferta que le permte disminuir los salarios.

Que la empresa asuma este coste laboral no permite considerarlo un ingreso del salario del trabajador pues es un elemento de coste de la empresa para poder disponer de los recursos humanos necesarios para su actividad industrial que, en consecuencia, formará parte de sus costes de producción.Eso, además, significaría una discriminaciòn laboral respecto a los trabajadores que pueden ir andando a su trabajo por estar cerca de su domicilio a los que no se le imputaría ese coste pero sí a los que, a igual trabajo e igual remuneraciòn,verían artificialmente elevado su salario para tender un coste empresarial que debe ser atribuido a la empresa.

Al trabajador le perjudica más que le beneficia el sistema de transporte municipal. Aunque es innegable el beneficio de poder encontrar un trabajo, probablemente mal pagado por exceso de oferta, esa opciòn le sale muy cara porque tiene un doble coste: en metálico el precio del transporte y en especies el del tiempo que pierde en ir al trabajo y regresar a su casa que en ciudades como Madrid o Barcelona puede alcanzar las dos horas diarias, a veces más, y el aumento de riesgos de accidentes in itinere que no es despreciable. 

Este segundo coste desborda al trabajador y llega a su entorno familiar y social por las consecuencias nefastas que ello puede tener:

a.- para que la mujer - ¡la eterna víctima! - pueda verse liberada al poder ejercer una vida autònoma y realizando sus capacidades

b.- para ambos, al reducirse su tiempo para mantener una relaciòn social con su familia y amigos y en actividades de la sociedad civil y como consecuencia de esa falta de tiempo para desarrollar relaciones familiares y sociales aumenta el número de d delincuentes juveniles privados de una educaciò¡ón familiar adecuada en el momento en el que era necesaria.

c.- para los hijos a los que no ve en todo el día y no pocas veces los ve ya dormidos cuando vuelve del trabajo, una falta de relaciòn, mayoritariamente paternal, que implica además de una frustraciòn parental un deterioro en su educación afectiva y social

d.- para la sociedad civil, que como consecuencia de ello ve como disminuye el tiempo que los ciudadanos soidarios dedicaría a mil y una actividades socialmente beneficiosas.

Para enderezar este entuerto caben, entre otras, dos formas de plantearse la atención a este coste: a) de modo específico y b) de modo genérico.

a) El modo específico, menos eficiente, consiste en que los trabajadores entreguen a la empresa eljustificante de su coste (billetes diarios, bono mensual, coste del transporte privado con una tasa específica, etc.) lo que impica un coste de contabilidad indeseable.

b) El modo genérico, más eficiente, consiste en que cada empresa entregue a sus trabajadores un bono mensual de transporte municipal de precio reducido porque sólo es válido durante la jornada laboral porque se trata de atender un gasto vinculadio a la asistencia al trabajo.

Las ventajas de este segundo modelo son muchas.Ya hemos citado su mayr simplicidad respecto al gasto que implicaría el control de los billetes de todos y cada uno de los trabajadores. A ella se suma que muchos trabajadores para los que la disminuciòn del coste del transporte público no les compensa su mayor incomodidad respecto a ir en su propio vehículo verían ya más atractivo el uso del servico publico a coste cero:

La primera consecuencia, un beneficio social, sería la disminución de la contaminaciòn del medio ambiente;

la segunda consecuencia, otro beneficio social, sería la mayor rentabilidad de un servicio al aumentar sus usuarios

la tercera consecuencia, otro beneficio personal y social, sería la reduccion del paro al necesitarse más conductores para asumir el incremento de la demanda del servicio publico que está en situaciòn de colapso en horas punta.

la cuarta consecuencia, un beneficio personal y social, sería reducir el tiempo perdido en atascos al disiminuir el número de vehículos privados circulando, ya comentada más arriba.

la quinta consecuencia, otro beneficio personal y social, sería que al reducir el gasgto del transporte - ¡que además es más caro para quienes tienen que perder más tiempo en ir a su trabajo! - sería que esta disminución de coste gravando el salario aumentaría la demanda de bienes y servicios loque conribuiría a reecucir el paro: supuesto un precio medi de 50 €/mes y 1 millon de trabajadores en Madrid eso incrementaría la capacidad de compra en 50 millones € mensualmente y oro tanto en las demás poblaciones.

En los conglomerados metropolitanos donde es habitual que los trabajadores vivan en los municipios adyacentes el ámbito del coste que deben sufragar las empresas debe limitarse asu propio ámbito municipal. De este modo si los trabajadores son ajenos al municipio donde está la empresa cabe una combinacion de uso de transporte privado hasta el límite del municipio y luego un transporte público, evitando así la contaminacion urbana por exceso de concentración de ciudadanos ajenos al municipio que sufren principalmente sus residentes.

Es de esperar que este esquema de imputacion de costes de tansporte, que por ser el más lógico es el máseficiente, acabe por ser incorporado por el Ministrio de Trabajo dentro de su regulación genérica. 

Comentarios (4)


Necesitas iniciar sesión o registrarte para comentar.
  • alfonsor

    Los accidentes producidos de camino al trabajo o de vuelta de éste tienen consideración de accidente laboral y están cubiertos al 100% por la SS.

    En cuanto al coste del transporte, muchas empresas lo pagan. Lo que un trabajador pacte en el momento de su contratación es un tema privado, no público.

    Pero lo que está claro es que lo que paguen por transporte lo dejarán de pagar como sueldo o si no, el coste laboral aumentará sustancialmente con lo que contratarán a menos gente y aumentará el paro...

    Tu propuesta es muy demagógica, casi imposible de hacer cumplir y además es inconstitucional porque nadie puede obligar a una parte privada a pagar nada a otra. Lo podría hacer por otra vía, si la empresa estuviera obligada a pagar una tasa al estado o comunidad, y ésta lo pagara a su vez al trabajador vía subvención o gratuidad pero como expliqué antes lo descontarían de otra parte del sueldo o contratarían a menos gente...

    Sin respuestas
  • alfonsor

    Además a nadie le obligan a coger un trabajo lejos de su casa. Si lo hace es por una de 2 razones fundamentalmente:

    1 Le gusta ese trabajo más que otros cerca de su casa ya sea por condiciones o por sueldo (su elección)
    2 No tiene suficiente formación para optar a otro puesto más cerca de su casa y con las mismas condiciones (Tampoco es culpa de la empresa, pero si esta tiene mejores candidatos tiene derecho a optar a ellos).

    La opción del trabajador es formarse mejor o coger un puesto peor más cerca de su casa o cambiarse de casa. No se puede legislar eso en un país libre y democrático.

    En otros países de nuestro entorno, si es verdad que las empresas se están dando cuenta que es preferible contratar a personal más cercano al lugar de trabajo en caso de que haya candidatos en las mismas condiciones por temas de productividad, menor absentismo, etc. pero eso tiene otros riesgos...

    Sin respuestas