Decide Madrid

Volver

Tú decides

Abriendo Madrid Abriendo Madrid  •  Organización Municipal  •  19/02/2016  •    21 Comentarios  • 

Durante los próximos meses el Ayuntamiento de Madrid va a proponerte que seas tú el que decidas cómo debe ser la ciudad en la que vives. Y un grupo de gente se va a empeñar en que no puedas decidir nada. No te enfades con ellos, viene ocurriendo así en cada país cada vez que se introducen mecanismos de democracia directa.

Los  primeros en oponerse probablemente sean los políticos tradicionales. En 1993 una encuesta holandesa mostraba que menos de un cuarto de los concejales estaban a favor de los referéndums vinculantes. En 1998 la mayoría del parlamento danés se pronunció en contra de los mismos. Desde los años 50 los grandes partidos políticos alemanes se estuvieron turnando en contra y a favor de la democracia directa justo con la misma frecuencia con la que ganaban y perdían el control del gobierno.

Y  el argumento será, disfrazado de una manera u otra, siempre el mismo: el miedo. En concreto, el miedo a ti, que eres parte de eso que todavía da más miedo que llamarán “la gente”. Dirán que la gente no debe tomar las decisiones sino los expertos, porque no están preparados ni educados  para ello. Lo mismo que proclamaba, por ejemplo, en los años 20 el político socialista belga Hubin en contra del derecho de voto femenino; a pesar de lo fácil que era mirar atrás en la historia y ver cómo cada vez que un colectivo supuestamente no preparado para tomar decisiones lo hacía, esta era precisamente una de las claves para reducir profundamente su desigualdad. Dirán que la gente es irresponsable y no puede tomar decisiones conflictivas como aumentar los impuestos o ayudar a reducir la deuda. A pesar de ver, por ejemplo, como sistemáticamente en los estados de Estados Unidos con referéndums vinculantes la deuda se reduce un 7% respecto a los que no los tienen; al mismo tiempo que veinte años de estudios en países de la OCDE muestran también sistemáticamente la correlación entre gobiernos que duran poco o que piensan que van a perder las siguientes elecciones y el aumento de la  deuda.

Dirán que si la gente decide peligrarán los derechos humanos y los de las minorías. Sin mirar cualquier caso como por ejemplo el de Zurich, donde a nivel regional se aprueba el 80% de los referéndums que mejoran la situación de las minorías; y se olvidarán de esos políticos que, a golpe de decisión individual, ponen cuchillas en las fronteras o le quitan la sanidad a los inmigrantes. Y aunque los datos reflejen los mismos resultados una y otra vez, de década en década, de país en país, mantendrán sus posiciones basándose en una especie de sentido común de cómo es la gente, unas grandes verdades sobre el ser humano, el bien y el mal, que no deben ser cuestionadas porque obviamente ya sabemos la respuesta sin necesidad de mirar lo que realmente ocurre. Sin importar lo que se ve en los 200 referéndums que se votan en Suiza al año, o los 100 que se llevan a cabo en Alemania, o los 2000 referéndums iniciados por la ciudadanía en EEUU hasta el cambio de siglo. Porque el miedo no necesita datos.

El  Ayuntamiento de Madrid, sin embargo, sí cree que debes votar. Por eso desde ahora, por ejemplo, va a romper la larga tradición de grandes obras decididas en pequeños despachos, y te va a preguntar a ti si quieres que se reforme una de las plazas más importantes de la ciudad, Plaza España, y si es así cómo querrías que fuera la plaza. Y va a hacer exactamente lo que diga la mayoría. Y a continuación va a coger una parte de los presupuestos y te va a preguntar cómo deben gastarse, como ha hecho París,Nueva York o Reikiavik. Y luego te va preguntar sobre ordenanzas, como ha hecho con la Ordenanza de Transparencia antes siquiera de ponerse a discutirla con los demás partidos. Y así un tema tras otro.

Entonces probablemente los que tienen miedo a que decidas se pongan técnicos. Sabotearán el mecanismo como por ejemplo en Hamburgo, cuando en los años 60 introdujo los referéndums ciudadanos requiriendo un absurdo 10% de apoyos para llevar los temas a consultas. Utilizarán los tribunales, como cuando el (políticamente elegido) Tribunal Constitucional alemán dictaminó en el año 2000 que la democracia podía ser dañada si se permitían los referéndums ciudadanos. Y aprovecharán cualquier mecanismo de bloqueo como el uso de quorum en las votaciones. Te citarán algún caso anecdótico de una votación donde participó una minoría y salió un resultado raro, y se olvidarán del uso sistemático y eficaz del quorum como mecanismo de boicot. Como por ejemplo en el referéndum del 86 en Alemania donde la CDU que estaba en contra consiguió frenar el referéndum por falta de quorum invitando a “actuar con calma” y a “fiarse” de ellos en esa decisión, el CVP en Bélgica en el 98 que lo hizo invitando a la gente a “quedarse en casa”, o hasta los obispos en Italia en el 2005 en contra de la ley de reproducción asistida que, directa y llanamente, explicaron que el boicot aprovechando el quorum era la mejor manera de que ganara el no. Por supuesto, todos se olvidarán de mencionar el hecho de que no exista quorum en las elecciones y no  parezca preocuparle a nadie. En fin, vas a tener que acumular buenas dosis de paciencia...

(Puedes leer el texto completo aquí: http://diario.madrid.es/blog/2016/02/15/tu-decides/)

Comentarios (21)


Necesitas iniciar sesión o registrarte para comentar.
  • observans

    Resulta una utopía muy agradable el imaginar a todos los madrileños volcados en construir y contribuir a las decisiones de su gobierno. Esos ciudadanos estadounidenses, alemanes, daneses que son activos y deciden en sus gobiernos son, no obstante, estadounidenses, alemanes y daneses. No son españoles. Provienen de un trasfondo cultural, una mentalidad y una manera de percibir el gobierno distinta a la de los españoles. Los españoles somos dados a la destrucción, a la queja barata normalmente construida sobre una argumentación pobre o nula. No somos, tampoco, unos cracks en cuanto a educación. A mí, que simplemente soy una voz más, me resulta peligrosa esa posibilidad de acceso absolutamente ilimitada. He leído propuestas plagadas de faltas de ortografía, sobre cuestiones que ni siquiera competen al Ayuntamiento, sin ni un solo argumento salvo las palabras "hay que", "conviene", "es una injusticia", etc. Restringir no debería ser un sinónimo de oprimir. Se trata de ser prudentes.

      • Tomás Vinuesa

        La prudencia deja de serlo en el momento en el que se basa en sobreponer los intereses de unos, por encima de los de otros. Normalmente esos otros, los de abajo. Y es tan sencillo entender que a esos de arriba no les interesa nuestras decisiones, no con esas excusas, si no por sus intereses, remitiéndose a la historia.

        "La democracia degenera en anarquía." - John Adams.
        "La democracia nunca dura" - James Madison.

        Fundadores de Estados Unidos.

        Sin respuestas
  • Usuario eliminado  •  22/02/2016 14:28:23

    Lamentable me parece este editorial del "miedo", pueden plantear aquí los temas que quieran para que sean debatidos pero que la propia organización ataque de forma tan directa a los que no piensan como ellos demuestra una total ausencia de ética y de principios. Debate totalmente inapropiado en su planteamiento.

    Sin respuestas
  • richipina

    He detectado que para que una propuesta sea llevada a estudio necesitas el apoyo de 54000 personas, ahora bien, si haces una propuesta para tu barrio lo normal es que sólo vote a favor gente de tu barrio, ya que una inversion que quieras hacer para un distrito no la apoyará nunca gente de otro distrito, lógicamente votará algo que le repercuta como beneficio para su distrito.
    Bien pues para sacar adelante una propuesta en Usera que la poblacion es de 134000 habitantes necesito el apoyo de casi el 50% de los habitantes del barrio, algo muy complicado porque hay mucha gente mayor que no tiene internet o que no saben de este portal, etc... Y realmente lo siento si alguien hace una propuesta para el barrio de Barajas ya que el total de los habitantes(48000) no llega ni al minimo establecido para llevar una propuesta adelante.
    Al final decidiran los de siempre los que puedan potenciar una masa de gente importante(politicos, etc), quedando en saco roto algunas buenas ideas

  • Este comentario ha sido eliminado

      • Tomás Vinuesa

        Hola de nuevo, valoro mucho tu opinión y el esfuerzo que haces al compartirla con todos. Pero me gustaría compararla con la mía y comprobar si ambos podemos llegar a una conclusión que nos enriquezca.

        Consideras que la demostración de que esta "Democracia Directa" es inutil e ineficaz con su "fracaso" en lo referente a la participación popular. ¿Realmente es en ese sentido? ¿O en el contrario? ¿No ha sido ineficaz en su fracaso, porque a la gente no le gusta la "Democracia Directa"? Me corrijo, ¿Por que a otros no les gusta la "Democracia Directa"? ¿A quien no puede interesarle este tipo de Democracia? Opino, desde mi humilde punto de vista, que sólo a quien tenga intereses diferentes a los que tenga la mayoría popular. ¿Quien tendría miedo de las votaciones populares si no? Sólo hay que remitirse al impacto mediático de esta página web, ya te lo digo yo, casi nulo. De hecho, mantengo ese casi porque no me paso el día delante del televisor y no puedo constatarlo al 100%.

  • Marta Corona

    Estoy de acuerdo con la propuesta de este debate, de acuerdo con esta página y de acuerdo con toda libertad de expresión.
    En primer lugar no creo que las "buenas ideas" estén en exclusiva en manos de unos pocos que, váyase a saber, se han metido en política, conocido a nosequien o enchufados por nosecuantos.. Tú o el otro o l@s otro@s seguro que habéis pensado "coño que bien invertido estaría el dinero si..." y no creo que por ser azul,rojo, morado, naranja o del color de las gominolas de mis hijos dejes de tener una buena propuesta. Porqué es tan poco común el Sentido Común? habría que abrir otro debate para esto.
    Opinen , propongan, y dejaremos de ser ese país que arregla las cosas voceando en el bar o en la comida del domingo con el cuñado
    Ilusionense por algo hombre!!! 😜

    Sin respuestas
  • M Concepcion Diez Solas

    Pues yo vivo en campamento, y si no estoy mal informada , a nosotros no nos han preguntado si queríamos que cambiaran la calle padre Piquer , que nos quitaran la salida a la n5 , que nos pusieran semáforos en la N5 , que nos quitaran los carriles de aceleración y desaceleración de la N5 , y los dejaran para autobuses y taxis , que por ciertos no pasan por allí , si podemos decidir .Que lo dejen como estaban

    Sin respuestas
  • Avatar collective

    Puertas que privatizar las actividades iba a ser un verdadero fracaso y así es fracaso total esta es la oportunidad de volver las actividades de servicios que sean publicas yo voto por la oferta de empleo publico ya, las instituciones son las que crean empleo serio y de calidad y no las empresas de servicios , aun no siendo que el ayuntamiento controlen a estas empresas el trabajo y las condiciones laborales de los trabajadores. Yo abogo por lo publico y no lo privado.

    Sin respuestas
  • Avatar collective

    que los trabajadores de la basura vallan con un cepillo recogiendo lo que se caí al volcar el o los contenedores al camión, dejándolo en su sitio, ya sabemos que van como motos para hacer el servicio pero también hay que hacerlo bien. Por eso es mejor que el ayuntamiento tengan sus propios trabajadores como, basureros, barrenderos, jardineros etc hacer un estudio de cuantos trabajadores se necesitan en cada actividad y hacer la oferta de empleo como había antes de privatizar el servicio el ayuntamiento se ahorraría millones de pelas o €. Ya lo dijo Alonso

    Sin respuestas