Decide Madrid

Volver

World Pride: Se pisotean los derechos de los residentes de Centro

Oximoron Oximoron  •  29/06/2017  •    30 Comentarios  • 

Quede claro mi apoyo a la igualdad de derechos sin discriminación por orientación sexual.  Dicho ésto no puedo más que indignarme por APLASTAR -literalmente aplastar- el derecho al descanso, al silencio y a la libertad de movimientos de los vecinos y residentes de la zona Centro de Madrid.

Hubo un año en que se limitó el número de decibelios de las fiestas del orgullo gay.  Este año, no solo se ha dado carta blanca para que pongan altavoces, música  y concentraciones masivas de personas con altísimos niveles de decibelios y hasta altas horas de la madrugada.  Y no solo eso, sino que eso no es de un dia ni de dos, sino de media semana o más, que ni se puede pasear por ciertas zonas céntricas, ni se puede dormir, ni se puede descansar.

Tanto la señora Carmena como la señora Cifuentes son responsables de esta nueva agresión contra la salud de los vecinos y residentes de la zona Centro.  Han primado intereses económicos donde hosteleros, comercios y demás se hacen de oro estos días a costa -una vez más- de APLASTAR el derecho a la salud de los residentes.

  ¿Cómo es posible que la Puerta del Sol esté OKUPADA y masificada durante varios días por unas fiestas?  ¿Por qué no se llevan esas celebraciones a recintos feriales fuera de zonas de residentes?

Personalmente me es totalmente indiferente si son fiestas del orgullo gay, del no gay, de la visita del Papa, o de equipos de fútbol.  NO HAY DERECHO a que nos hagan la vida imposible a los vecinos del centro con este tipo de autorizaciones,

¡¡Por favor, que RESPETEN NUESTRA SALUD de una vez!!  Si quieren fiestas a muchos decibelios que se las pongan debajo de la ventana de la alcaldesa o de la presidente de Madrid.  Pero no a los ya hiper agredidos (terrazas, fiestas y demás)  y sufridos vecinos del Centro de Madrid.  Esto ya es INSOPORTABLE.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios (30)


Necesitas iniciar sesión o registrarte para comentar.
  • Oximoron
    Oximoron  •  Autor  •  04/07/2017 00:01:03

    Este año se han sobrepasado con creces, pero con muchas creces, todos los límites humanamente tolerables:

    Cito:
    "Entre las ediciones de 2013 y 2015, el Ayuntamiento puso multas por valor de 322.000 euros a la Asociación Empresarial y Profesional para Gays y Lesbianas de Madrid (Aegal) -organizadora de la programación lúdica- por incumplimiento de la Ordenanza de Protección contra la Contaminación Acústica y Térmica. Además, hace dos años sancionó al Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de Madrid (Cogam) y a la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (Felgtb) -convocantes de la manifestación- con 12.400 euros por el uso de altavoces en el escenario de la plaza de Colón en el que acabó la marcha precisamente cuando la alcaldesa, Manuela Carmena, se encontraba sobre él."

    Sin respuestas
  • Oximoron
    Oximoron  •  Autor  •  30/06/2017 19:25:34

    Efectivamente, amigos.
    Parece que lo "políticamente correcto" de la imagen que debe dar un político o política está por encima de los derechos ciudadanos.

    En este caso, yo me quejé amargamente de la anterior visita del Papa, aquellas famosas JMj (Jornadas Mundiales de la Juventud), como si toda la juventud mundial fuera hincha del Papa y como si eso les representara. Con el anterior beato-cristiano de Gallardón dándoles metro gratis solo por ser de su religión, mientras a los demás ciudadanos nos subían el transporte público o recortaban servicios.

    Pues hemos llegado a lo mismo, pero para otro lado. Ahora le toca a los GLS. Y, si me pongo a comparar a unos con otros, resulta que estas "fiestas" del orgullo gay han sido mucho peores para la ciudadanía que lo del JMJ, porque han sobrepasado todos los límites: OKUPACIÓN de las principales plazas y avenidas de la capital, RUIDO Y DECIBELIOS insoportables desde por la tarde hasta la madrugada. Una SEMANA completa.

    Sin respuestas
  • Mila

    Mi solidaridad con los afectados. Pero lo peor es que es lo que tenemos que aguantar todos los días en todos los barrios. Madrid es una pesadilla de contaminación acústica para los vecinos. Y parece que no tuviera arreglo. No es justo. Somos buena gente, pagamos nuestros impuestos, cumplimos la ley. Pero parece que no tenemos derecho ni a dormir nuestras horas.

    Sin respuestas