Decide Madrid

Volver

Patios inclusivos para los colegios públicos de Arganzuela

Gabriela Díaz Pérez Gabriela Díaz Pérez  •  23/02/2018  •  FORO LOCAL DE ARGANZUELA  •  Arganzuela

Código proyecto de gasto: 11279

El patio de la escuela es uno de los primeros espacios de socialización, un espacio público donde los niños y niñas pasan unas 525 horas al año (según informe breus 31 de la Fundació Jaume Bofill). Aquí es donde desarrollan sus propias capacidades pero también donde aprenden a relacionarse con las demás personas, a conocer otras experiencias; convivir, comprender, compartir, en un espacio común con gente diversa. Todo espacio, desde su diseño, materiales y distribución, condiciona el uso que hacen las personas; por lo tanto, condiciona las relaciones humanas y la convivencia.

Siempre será importante concebir el patio escolar como otro recurso más del centro para incrementar la motivación de las niñas y niños por aprender, explorar, investigar y descubrir, ampliando el repertorio de experiencias como nuevas oportunidades, que favorezcan la integración de los aspectos cognitivos, motores, sociales, emocionales, comunicativos e interactivos, y por tanto, el desarrollo integral de nuestros niños y niñas.

Los espacios en los que vivimos conforman nuestra identidad y nuestras aspiraciones. Nuestros colegios públicos tendrían que ser ejemplo del mundo que queremos. Sin embargo, su imagen no se corresponde con la calidad educativa de sus aulas.

Los patios escolares de los Centros Educativos del Distrito de Arganzuela son lugares especialmente fríos y duros. La escasez de espacio y vegetación propia de la densidad edificada del distrito debería ser compensada por un buen equipamiento y una buena planificación. Ahora no es así: son contenedores vacíos de programas educativos o recursos lúdicos diversos. Esto produce problemas de convivencia y un escaso aprovechamiento para actividades pedagógicas fuera del aula, siendo muy habitual la presencia hegemónica de juegos de balón, la segregación por edad y género, etc. Además, los patios escolares de nuestro distrito no cuentan con las adaptaciones necesarias para fomentar la integración en el juego del alumnado con necesidades especiales.

Hay que tener en cuenta que entre los centros educativos del distrito hay centros preferentes de alumnado con diversidad funcional o de alumnado con Trastorno Autista (TEA).

En resumen, espacios poco motivadores que con algunas pequeñas actuaciones podrían mejorar sustancialmente. Teniendo en cuenta la importancia del juego en cada una de las etapas educativas, habría que repensar los patios escolares como espacios de aprendizaje, en el que el diseño del espacio pudiera realizarse mediante un proceso de participación que implique a toda la comunidad educativa.

Estas son algunas ideas para llevar a cabo esta propuesta, que cada centro adaptaría según sus necesidades:

●      Que la naturaleza esté presente. Vegetación que dé más vida y color: plantación de árboles, acondicionamiento de los jardines, pantallas vegetales, huertos...

●      Mejora de los espacios de juego infantil, dotándolos de mobiliario de juego actualizados que propicien juegos más seguros y de mayor creatividad y variedad.

●      Llenar de color sus muros con diseños artísticos (murales, pinturas, grafiti artísticos…).

●      Llenar sus suelos de juegos más innovadores como los juegos cooperativos.

●      Eliminar en todo lo posible elementos hostiles como el asfalto, sustituyéndolos por pavimentos y materiales “más amables” (vegetación, madera, arena, tierra, agua, corcho…) o por materiales reciclados o de bio-construcción.

●      Rediseñar los patios con criterios co-educativos. Diseñar espacios con protagonismo y entidad propia para todos los usos. Aumentar o dar importancia a los espacios de tranquilidad y diversificar las actividades de movimiento.

●      Juegos de movimiento no competitivos que realizan las niñas y niños que no juegan al fútbol.

●      Actividades más tranquilas, como la estancia, la reunión, el paseo, la lectura o el dibujo.

●      Pizarras o enfoscados en paredes que permitan desarrollar el gusto y el placer de la creación artística.

●      Mobiliario que promueva los juegos simbólicos (construir, cocinar, hacer representaciones…).

●      Construcciones de pequeñas casas, tipis, cuevas, túneles vegetales o espacios que permitan el juego.

●      Que los patios y demás instalaciones también sean plenamente accesibles e inclusivos para garantizar la participación en condiciones de igualdad del alumnado con necesidades educativas especiales.

●      Cuidar las zonas de sombra para los meses más calurosos teniendo en cuenta la seguridad y la armonía del entorno.

●      Bancos para el alumnado y sus familias.

●      Aparcamientos para bicis y patinetes.

●      Papeleras y mobiliario para reciclar papel, envases…

Los suministros materiales solicitados incluyen, por ejemplo, pinturas, pizarras, mobiliario que promueva el juego simbólico, neumáticos, troncos, juegos infantiles, huertos portátiles, tierra, plantas, árboles, riegos, caucho, cocinas solares, grapas de escalada y colchonetas para rocódromos, cuerdas, herramientas, telas, construcciones, gradas portátiles, relojes solares, toldos, vallas, mesas, palets, bancos, cajas, arandelas, redes, asientos, hamacas, balancines, maderas, elementos deportivos, mesas de pingpong, letras, paneles, carteles, etc.

Además, en el marco de la propuesta se realizarán talleres y actividades participativas donde temas como el diseño, la participación, la inclusión, el género, la filosofía, la nutrición, la sociología, la pedagogía, las nuevas tecnologías, la energía, la mediación, la resolución de conflictos, etc. sean claves para la mejora de los patios a través de la co-creación de soluciones colectivas y la definición de propuestas adecuadas a cada contexto específico; se prestará especial atención a la integración, la inclusión, la igualdad y el aprendizaje colectivo

La coordinación previa entre todas las AMPAS de los CEIP de Arganzuela (AMPA Joaquín Costa, AMPA Legado Crespo, AMPA Marqués de Marcenado, AMPA Menéndez Pelayo, AMPA Plácido Domingo, AMPA San Eugenio y San isidro, AMPA Tirso de Molina, AMPA Tomás Bretón y AMPA Unamuno) que representan a centros que en el curso 2017-2018 reúnen a más de 6000 estudiantes, hará que se optimicen los recursos, tanto las provisiones de materiales como la realización de talleres y actividades. Además, los recursos solicitados redundarán en la práctica totalidad del distrito de Arganzuela–beneficiarios indirectos- ya que poseen un carácter abierto y procomún

Ubicación: Colegios Públicos de Arganzuela

Propuesto en nombre de: AMPAS Colegios Públicos de Arganzuela, Mesa de Educación del Foro Local de Arganzuela

Documentos (0)

Informe de coste

La disposición 15ª de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, establece que “la conservación, el mantenimiento y la vigilancia de los edificios destinados a centros públicos de educación infantil, educación primaria o educación especial, corresponderán al municipio respectivo”. La instalación de nuevas estructuras como “sombras”, puntos de agua, rocódromos, paredes musicales o similares son obras que exceden la competencia municipal. Las obras de conservación y mantenimiento competencia del Ayuntamiento, se refieren a “mantener lo existente”. Las actuaciones en los pavimentos y paramentos de los colegios del Distrito, se diseñarán con el criterio solicitado por el AMPA haciéndolos más inclusivos y amables para la infancia. Por tanto, en el año 2018, se estudiará la situación actual diseñando los espacios en función de las necesidades existentes, y su ejecución se realizará durante el 2019. El coste de dichas obras se valora en 1.400.000 €. En relación con los talleres y actividades participativas para la mejora de los patios a través de la búsqueda de soluciones colectivas y la definición de propuestas relacionadas con la atención a la integración, la inclusión, la igualdad y el aprendizaje colectivo, el coste para esta actividad se aumenta su valoración a 36.000 euros iva incluido.