Decide Madrid

Volver

Multar por los excrementos de los perros

elispower elispower  •  07/09/2015  •    490 Comentarios  • 

Buenas... Creo que las calles de muchos barrios dan asco, no tanto por la falta de limpieza (que en algunos casos también), sino sobre todo por las personas que no recogen los excrementos de sus perros. Es insufrible ir paseando por la calle, especialmente con niños o con carritos de bebés.

Hablo en concreo del distrito de Latina (Aluche - Águilas - San Ignacio), pero estoy segura de que el problema existe en muchos más distritos. Y está visto que apelar a la educación no funciona. Hay parques y calles que parecen auténticos campos de minas.

Creo que la solución pasa por poner personas que multen a los dueños de los perros, ya que parece ser el único lenguaje que entienden. Esto no sólo solucionaría el problema de lso excrementos, sino que generaría empleo municipal y sería hasta rentable, pues los sueldos de estas personas se pagarían con creces con el dinero recaudado en multas.

Salu2.

 

Comentarios (490)


Necesitas iniciar sesión o registrarte para comentar.
  • Labrador

    Creo que multar si serviría, pero ¿quien se dedicaría a la vigilancia? Porque yo que salgo con mis perras y me indigna ver los escrementos y más de una vez me he pringado, sobre todo en los parques, más que en las calles y es muy difícil pillar al cerdo que no recoge las cacas.
    Pero también he de decir la escasa reposición de las bolsas de los sanecanes y la limpieza de los parques, en ocasiones inexistentes. Es decir hay que actuar sobre la educación de los propietarios y los servicios de limpiezas

      • yolita

        yo estoy de acuerdo con multar, por que en este país, como en todos hasta que no te tocan el bolsillo, no respetas. Y si no, que ha pasado con el cinturón de los coches, ni concienciación ni educación, la gente se lo pone por que si les pillan les cuesta dinero, si no, no se lo pondría nadie.

          • garciarosuero

            no estoy de acuerdo. La gente se pone el cinturon, igual que se recogerían más escrementos, principalmente por concienciación, lo que supone un trabajo educativo nada facil. Que hay gente que lo haría por no pagar una multa, evidente, pero cuando hay sensibilización, nos convencemos de que es lo adecuado. La sanción es necesaria, pero solo cuando no ha funcionado la concienciación. Yo recojo los excrementos de mi perro, incluso me compro mis propias bolsas para ello, sabiendo que actualmente no está garantizado encontrar bolsas del ayuntamiento en los dispensadores. Me parecería realmente injusto que, estando concienciado y educado, siendo cívico y respetuoso, si por que un día olvido llevar la bolsa de mi casa, y no dispongo de otras en los dispensadores, no pueda recoger una vez la caca de mi perra, y sea multado por eso. Si se dan las facilidades, habrá menos posibilidades de ensuciar, y por tanto, de tener que sancionar.

            Sin respuestas
  • Kurtz

    Para las familias con niños pequeños esto es un problema muy serio, especialmente en los parques. Ya existen multas, pero no hay vigilancia ni voluntad de multar. Las personas que no recogen los excrementos, seguramente son las mismas que después abandonan y maltratan a los animales. Una multa a tiempo les ayudaría a entender que tener una mascota no es un capricho sino una responsabilidad.

    Sin respuestas
  • Usuario eliminado  •  16/09/2015 14:57:06

    He abierto un debate con una posible solución, no había visto este debate.
    La prueba de ADN de excrementos caninos con un coste de 15€, es rápida y barata, teniendo una base de datos previa. Creo que es una medida de lo mas disuasoria ya que de esta forma todo excremento en calle podrá vincularse con un dueño y sancionar.
    Gracias por el debate.

    Sin respuestas
  • Cristina Casas Sastre

    No sé si conocéis la propuesta de múltiples países, que frente a la misma problemática han decidido instalar contenedores especiales donde depositar las bolsas con el excremento de tu mascota, para posteriormente convertir las bolsas biodegradables y su contenido en la fuente de energía para iluminar los barrios por la noche, de ésta forma la gente aporta a que las calles estén más limpias y a que el consumo de electricidad sea menor en sus ciudades. Encuentro que es mucho mejor el incentivo que el castigo. Pero si se alza ésta propuesta también se debería multar muy duramente a la gente que escupe los chicles en la calle, puesto que una caca de un perro se degrada rápidamente, pero paseate por cualquier calle, que encontrarás las manchas negras pegadas a las aceras, si no tienes la mala suerte de encontrarte en la suela de tu zapato uno bien fresquito.

    Sin respuestas