Decide Madrid

Volver

Moratoria turística en el centro de Madrid

LAVAPIÉS ¿DÓNDE VAS? LAVAPIÉS ¿DÓNDE VAS?  •  16/01/2018  •    68 Comentarios
madrid.jpg
madrid.jpg


Código de la propuesta: MAD-2018-01-20657

Se propone la redacción de un Plan Especial de Ordenación Turística de la Ciudad y una moratoria en la concesión de licencias tanto de pisos turísticos, como de hoteles, etc., durante el proceso.

La  redacción del Plan Especial de Ordenación Turística de la Ciudad será el resultado de un proceso participativo y vinculante, abierto a todos los agentes interesados y ciudadan@s de Madrid. Previamente a la elaboración del plan, las administraciones responsables realizarán un censo completo del número y tipo de plazas turísticas existentes en toda la ciudad.   La moratoria en la concesión de nuevas licencias de apertura de plazas turísticas tendrá las siguientes precisiones:  

  • Duración: Al menos el tiempo de redacción, aprobación y entrada en vigor del Plan Especial de Ordenación Turística de la Ciudad, incluyendo la elaboración del censo y el proceso participativo. Consideramos que como mínimo deberá ser un año, prorrogable a dos.

 

  • Área: El Centro Histórico, comprendiendo todos los barrios del Distrito Centro: Embajadores (Lavapiés), Cortes (Letras), Universidad (Malasaña), Sol, Palacio y Justicia, así como los más afctados o susceptibles de sufrir el efecto frontera en los distritos de Araganzuela, Retiro, Puente de Vallecas, Chamberí, Salamanca, Moncloa-Aravaca, Tetuán, Usera, Carabanchel y Latina.

 

  • Alcance: Viviendas turísticas, hoteles, apartamentos turísticos, pensiones, hostales… que no disponen de licencia.

 

  • Medida complementaria: Campaña de inspección y regularización de las viviendas y apartamentos turísticas que en la actualidad son alegales o ilegales, tanto según la legislación de la Comunidad de Madrid como según las Normas Urbanísticas del Ayuntamiento, resolviendo, según los casos, el cierre o la concesión del permiso para actuar si cumplen con lo establecido en le reglamentación.

 

  • Referentes: Comunidad Canaria, municipios de Barcelona y Palma. También es un grave confilcto en otras ciudades del mundo, como es el caso de Berlín o, con una medida audaz recientemetne puesta en marcha, San Francisco.

  El objetivo es frenar la transformación de nuestra ciudad provocada por el impacto del monocultivo del turismo e intereses económicos insensibles a las consecuencias que generan en la convivencia, la economía y en el acceso a derechos básicos como la vivienda o el uso del espacio público.   En los últimos años la presión turística ha ido acelerándose y las administraciones no han sabido o no han podido actuar con la misma celeridad. Este proceso está provocando un cambio del modelo de ciudad, que modifica y estratifica sus usos sin una reflexión y un planeamiento previos. Así, estamos viendo transformaciones masivas de residencial a turístico, de habitable a visitable, convirtiendo la ciudad en una suerte de escaparate que conlleva la subida del precio de la vivienda en toda la ciudad, la expulsión de las vecinas y vecinos, la pérdida e imposibilidad de regeneración de vínculos y redes vecinales.   Además, este modelo turístico se está construyendo sobre una creciente precariedad laboral en el sector, en torno a una nueva burbuja  inmobiliaria y sin tener en cuenta a las vecinas y vecinos que habitamos y damos sentido a la ciudad de Madrid.   Mientras, se está produciendo un debate en la sociedad que debería dar lugar a algún tipo de actuación desde las administraciones públicas. La moratoria es la oportunidad de que esas actuaciones sean el  resultado de un proceso meditado, transparente y participado; es decir, democrático, que permita la redacción de un Plan Especial consensuado que regule la actividad turística en nuestra ciudad.   Este proceso de análisis, debate, redacción y aprobación del Plan Especial que se  producirá durante el desarrollo de la moratoria permitirá:  

  • Estudiar en profundidad la situación actual con datos reales y no estimaciones.
  • Establecer  las medidas adecuadas para regular la actividad turística en la ciudad,  evitando efectos no deseados tanto para los residentes como para los  visitantes.
  • Descentralizar el alojamiento turístico para evitar "monocultivos" en según qué zonas.
  • Evitar perjuicios a agentes que promueven alojamientos turísticos y quizá en el futuro cercano incumplan normativas.
  • Revisar  la situación de todos los pisos turísticos existentes, regularizando la situación de los que cumplen la normativa tanto de la Comunidad de Madrid como del Ayuntamiento, o cerrándolos si esto no es posible.

 

Documentos (0)