Decide Madrid

Volver

Madrid Río y la convivencia entre ciclistas y peatones

Juan F Torres Juan F Torres  •  07/09/2015  •    96 Comentarios  • 

Propongo realizar una adaptación a la realidad en el uso del parque lineal "Madrid Rio". Como vecino de Arganzuela y habitual persona que pasea, corre, monta en bici por Madrid Rio, he observado en estos años un gran problema:

El hecho de que el paseo sea compartido con viandantes y ciclistas/bicicletas, puede suponer un gran problema, ya que ademas de ser muy incomodo para los segundo (no poder ir medianamente ligero, y tener que ir a velocidad de peatón, 20km/h como límite máximo establecido), se suma el riesgo (muy elevado) de atropello, tanto de adultos como de niños (ya que estos corren, se mueven, disfrutan; como debe ser; y no mantienen trayectos rectos, sino imprevisibles, y por lo tanto muy difícil de evitar con la bicicleta).

Ante tan magna obra, creo que sería sumamente fácil, delimitar una parte del paseo (ya que este tiene aprox. 6 m. de ancho) como carril bici, bien mediante bajos bolardos, o bien mediante una delimitación con "tierra de albero" de distinto color o pintura.

En su día el Ayuntamiento de Madrid (abril del 2011) argumentaban qué:

 

 

Si se divide el espacio transitable, tendríamos un espacio libre dividido en franjas estrechas reservadas para cada uno de los posibles tipos de usuarios del paseo.

Frente a ello, se ha optado por un diseño de parque que promueve la convivencia civilizada entre los diferentes usuarios, sin que se molesten unos a otros, como ya sucede en otros parques de la ciudad, como el Retiro, en donde los diferentes usuarios conviven sin problemas.

El tipo de senda de convivencia entre peatones y ciclistas que estamos promoviendo en el parque Madrid Río, está previsto en la normativa vigente, con el nombre de "senda ciclable". Así se recoge en el Anexo I, apartado 75 de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial, vigente desde el año 2001. En dicho documento se define la senda ciclable como "Vía para peatones y ciclos, segregada del tráfico motorizado, y que discurre por espacios abiertos, parques, jardines o bosques" [...]

Si, por el contrario, se hubiese optado por marcar una zona exclusiva para bicicletas, eso hubiera fomentado la circulación a velocidades elevadas al sentirse los ciclistas en un espacio propio, lo que a la larga podría resultar peligroso para los peatones, que difícilmente pueden controlar en todo momento a los niños para que no invadan la zona contigua, por señalizada que esté, e incluso los propios adultos, durante el paseo, pueden entrar en la zona señalizada. Igualmente, los perros, aun circulando con correa, podrían en ocasiones entrar en la zona reservada a ciclistas.

Ante esa respuesta (recuerdo, abril del 2011), estuve investigando un poco sobre este tipo de vías y algunos estudios de otros ayuntamientos en relación a la movilidad urbana, así encontre que la Gerencia de Urbanismo del Excm. Ayto de Malaga ("Normas básicas para el diseño de vías ciclables") dice cosas tan interesantes como:

[…]En imprescindible, como criterio de diseño, limitar al máximo las pérdidas de energía cinética en los desplazamientos en bicicleta, significando ello pues que el ciclista no debe ser obligado a frenar continuamente su velocidad más de lo estrictamente necesario y que los tratamiento formales de estas infraestructuras deben ser adecuadas a este principio. Por lo tanto, si se pretende maximizar el uso de una vía ciclable, es necesario intentar por todos los medios, priorizar la movilidad continua de la bicicleta […]

 

Así pues, el diseño eficiente de una vía ciclable pasa necesariamente por la premisa indispensable de limitar el frenado continuo para los ciclistas, aún a costa de las preferencias teóricas de otros usuarios, que en cualquier caso podrían asumir sin tan alto coste dicha situación. […]

[…]La bicicleta posee como vehículo una inestabilidad estructural derivada de su limitación a dos puntos de apoyo, que sólo puede ser compensada mediante la aceleración cetrífuga obtenida a partir de cierta velocidad.

[…]De este modo el ciclista se ve obligado a realizar continuos microcambios en la trayectoria para corregir la citada inestabilidad hasta alcanzar la velocidad necesaria, momento a partir del cual el vaivén se reduce casi totalmente. Por lo tanto, la longitud del arco de vaivén es tanto mayor cuanto menor es la velocidad. (Gerencia de Urbanismo. Ayto de Málaga)

Así pues el hecho del que el/la ciclista deba estar continuamente ajustando su velocidad mediante cambios bruscos de velocidad, frenazos, giros, microgiros...genera una inestabilidad en el/la ciclista, y por lo tanto el consiguiente riesgo de accidentes, tanto del ciclista como por el riesgo de atropello a otros viandantes.

Por lo tanto sugiero la posibilidad de implementar alguna/s de estas soluciones:

  1. Teniendo en cuenta los diferentes estudios de la siniestralidad de aceras-bicis (vías ciclables) frente a carriles-bici (donde la sinisetralidad disminuye en muchos casos en mas de un 70%), propongo replantear la condición de "acera-bici" de Madrid Río, y plantear la delimitación de una parte de esa acera como "carril-bici" de doble dirección.
  2. Con el fin de que esta sea una medidad de bajo coste, tan solo con delimitar este carril-bici con un color de aslfato muy diferente al resto de la acera se crearía una percepción clara al resto de viandantes, así como el incluir señales horizontales sobre el mismo carril-bici y verticales.
  3. Como medida suplementaría se podrían instalar una pequeños bolardos (no superiores en altura a los 5cm) para remarcar aún más la delimitación de carril-bici frente a la acera.
  4. De forma paralela, en aquello lugares de intersección, cruce o cercanía a parques infantiles, se debería poner un asfalto mas rugoso y otras medidas persuasorias para que las bicicletas disminuyan la velocidad al atravesar dichas zonas, con el fin de ganar en seguridad.

 

Muchas gracias

 

Comentarios (96)


Necesitas iniciar sesión o registrarte para comentar.
  • respeta

    Madrid Río= la selva. Botellones, bicis y patines a todo gas; chavales subidos saltando en las rejillas de ventilación (los veo a diario y ya ha habido un muerte. La poli eso no lo ve). Concentración de decenas de perros ladrando y cagando en praderas donde luego la gente se tumba a tomar el sol. Ladridos, radios a toda mecha, botellones...bicis asesinas...este parque es un desastre. Sin vigilancia. Los vecinos estamos haaaartoooo

    Sin respuestas
  • respeta

    Pero de que estamos hablando? Madrid Río es un caos. Un desastre. Y no todos, pero el 99% piensan que es una pista de velocidad. Y hay niños, ancianos,perros, gente en silla de ruedas...y peatones que vamos con miedo...esto es un parque o un carril bici de pelotones de ciclistas en formación?... Vamos por la derecha, mirando con pavor cuando vienen en grupo...a toda mecha.....les dejamos el centro para circular...pero hay mucha gente...como podemos compartir con ciclistas que van a la carrera?.....y cruzan los puentes prohibidos para bicis....y nadie vigila y se meten en las piscinas de los niños....esto no es un parque es un estresss....no puedo dejar suelto a mi niño. Mi madre tiene miedo. No quiere ir. El perro se juega la vida...bicis y patines a toda velocidad!!!!sin control. Vaya mierda de parque

    Sin respuestas
  • gerardo romero p.

    Las características evidentes que diferencian el paso-circulación en bicicleta y el paseo-estancia a pie, hacen inviable que las rutas de circulación y zonas de paseo-estancia se mezclen pero tampoco es razonable ni seguro que estén adosadas y separadas simplemente por una línea o un color. Estas rutas y zonas, al menos en parques urbanos deben estar separadas físicamente y a distancia.
    La solución actual es la más "simple" o "simplona" y posiblemente sería válida para un parque con apenas uso pero no vale para el uso intensivo de Madrid Rio (y otros parques).
    ¡Que no es fácil! ¡Que la solución es difícil! ¡Que la solución actual es la más "simple"!
    Pues a colaborar y a trabajar: Se admiten ideas pero sobre todo, el trabajo sensato y profesional de los técnicos y responsables de la movilidad y la convivencia en Madrid.

    Sin respuestas
  • gerardo romero p.

    En Madrid Rio o en cualquier otro (Retiro, Casa de Campo y demás espacios) en que se prevé su uso compartido a pie o en bici, tengamos presente que los que usan la bici en algunos momentos, otras lo hacen a pie y por lo tanto deberían ponerse en el lugar de la posición más débil.
    El ciclista es como un usuario de a pie pero sobre una máquina con peso, dureza y velocidad muy superiores a la de un simple peatón. En un choque frontal todos lo pasarán mal pero en un pequeño encontronazo quien actúa de peatón (adulto o niño) lo va a pasar mucho pero que mucho peor.
    Imagínese cuando en carretera y como ciclista circula a 20 km/hora y le pasa al lado (aunque sin rozarle) un coche a 80 (4 veces más): ¡Verdad que aco.....! Pues la misma sensación se tiene cuando como peatón (niño o adulto) que está quieto, juega o se mueve o pasea a 3 km/hora le pasa al lado (sin rozarle) una bicicleta a 15 (5 veces más): ¡Seguro que aco.....!
    Para no acongojar: En parques, la bici solo para pasear.

    Sin respuestas
  • Usuario eliminado  •  02/02/2016 19:35:14

    Muy buena y constructiva propuesta Juan.
    Una regulación de la circulación de ciclistas por Madrid, en especial Madrid Rio, pero tambien Cuesta de San Vicente, zona de Rastro, Lavapies, etc es necesaria y ha de ser realizada por los gestores que hemos elegidos los ciudadanos. Desgraciadamente hasta ahora la actitud del nuevo gobierno de la ciudad recuerda mucho al del anterior, desreguladora en la mayoria de los casos y bajo el lema "que los ciudadanos se apañen entre ellos". Esto no funciona y esta demostardo que es asi. Es necesaria una ordenación, una regulación y lo mas importante un control y todo ello es responsabilidad del que ha sido elegido para gobernar.